(Fwd) PRIMERA BATALLA

Nestor Miguel Gorojovsky nestor at SPAMsisurb.filo.uba.ar
Sat Aug 7 16:09:29 MDT 1999



List,

An editorial from Venezuela on the Constituyente. As Julio
said, Bolivar is riding again. By the way, one of the
symbolic actions of Chavez (to which, characteristically
blindly, press agencies have paid little attention) was to
unsheath the sword of Bolivar and wave it in front of the
masses gathered at Caracas.

Nestor.


------- Forwarded Message Follows -------
Date:          Wed, 04 Aug 1999 13:42:55 -0400
From:          Julio Cesar Centeno <Jcenteno at telcel.net.ve>
To:            POLITICA AMERLAT <politica-a-l at foros.planet.com.mx>
Subject:       PRIMERA BATALLA
Reply-to:      politica-a-l at foros.planet.com.mx

PRIMERA BATALLA

Editorial- El Nacional - 4 de Agosto de 1999

Hemos llegado casi sin aliento a la instalacion de la Asamblea
Constituyente. La sucesion de los acontecimientos ha negado espacio al
respiro y a la oportunidad de hacer un alto en el camino, algo necesario
si se quiere tener un sentido claro de lo avanzado y de aquello que
falta por alcanzar. En realidad, los procesos politicos imponen
implacables sus propios tiempos y asombran a los pueblos con sus
desenlaces arrolladores y sus cambios de rumbos imprevistos. No es este
el momento de las certidumbres ni se puede hablar de verdades
definitivas.

Quienes piensan que todo esta dicho tendran que recoger sus palabras
tarde o temprano. Ahora privara el debate y la razon publica buscara sus
oradores mas alla de los compromisos y de las lealtades hilvanadas por
el oportunismo o la ambicion personal. Ya se vera en las proximas
semanas como soplara el viento y quienes navegan a su amparo.

La experiencia que hoy vivimos con la instalacion de la Asamblea
Constituyente era hasta hace escasamente un ano una idea despreciada por
las principales cupulas politicas, ciegas ante la tragedia de su propio
destino que se anunciaba tras una idea vaga y altisonante pero de
indudable atractivo popular. Lo que no comprendieron de esa idea (tal
vez, en sus inicios, apenas una consigna) era el tremendo potencial
transformador que se escondia detras de ella, su capacidad de encauzar
decadas de desencantos y frustraciones entre las masas populares.

En el fondo los partidos tradicionales no comprendieron que su problema
fundamental no era el hacer de la maquinaria un aparato eficiente a la
hora de cosechar votos, ni de entusiasmar a los militantes con algun
candidato en especial. Se necesitaba algo mas para mantener funcionando
el espiritu inicial que los habia convertido en partidos populares, para
vencer el cansancio y el pesimismo de los militantes al no ver cumplidas
las promesas, para refundar las ilusiones democraticas que alguna vez
encarnaron.

Resulta facil ver ahora que la batalla contra todo este estado de cosas
no hubiera podido ser si se planteaba solo como una cuestion de "tomar
el poder", es decir, un simple cambio de gobierno y la llegada de nuevas
autoridades a los centros de decision. La propuesta debia (para ser
realmente atractiva a las masas populares) superar cualquier orden
anterior establecido, identificarlo en sus males, proclamar su
desaparicion, y proponer al mismo tiempo un mecanismo electoral amplio y
colectivo para crear otro orden. Asi lo comprendieron no solo quienes
desde el lado de la insurgencia militar formularon la propuesta, sino
aquellos que desde el lado civil, y sin concordancia con los
insurrectos, habian alertado sobre la necesidad de una barrida a fondo
de las instituciones democraticas con miras a adecuarlas a estos
tiempos.

Ni el Congreso Nacional ni los partidos tradicionales entendieron estas
exigencias. Pero si fueron entendidas por quienes sistematicamente
habian sido segregados de las bondades economicas y sociales de la
democracia. Nuestro sistema se habia olvidado de la esencia que rige su
mandato: la igualdad de oportunidades. Cada ano miles de venezolanos
eran excluidos de una vida decente, expulsados de la posibilidad de
proseguir estudios en los liceos y escuelas, de recibir asistencia
medica para ellos y sus hijos, de ingresar al mercado de trabajo, de
acceder a un sistema judicial que no los condenara por ser pobres, de
poder caminar por sus barrios sin ser asesinados o despojados de sus
pertenencias, por los ladrones o la policia. De manera que un cambio
pacifico a fondo del sistema les atrajo de inmediato. No habia otra
alternativa pues el camino alterno era la violencia, ya rechazada una y
mil veces desde los anos sesenta. La Constituyente paso a ser de simple
consigna de un grupo a una cercana esperanza para mucha gente.

Sin duda que se le acepto asi, con rapidez, porque los venezolanos
supieron mucho antes que la mayoria de sus dirigentes del agotamiento de
esta democracia de partidos. Pero comprendieron ademas que no valia la
pena sustituir un presidente por otro si continuabamos bajo el viejo
paraguas de las instituciones que esos mismos partidos habian creado en
1961. Lo que la gente quiere ahora es nuevo liderazgo y nuevas
instituciones. En verdad, no tiene sentido otra cosa si, como parece ser
la voluntad general, hay un rechazo muy fuerte a lo que tenemos vigente
en este momento. No es buen consejo guardar vino nuevo en odres viejos.
Lo mejor es que sean originales, recien hechos si es posible.

--

___________________________________________________
Julio Cesar Centeno, PhD
PO Box 750                            Fax: +58-74-714576
Merida - Venezuela                   Tel:   +58-74-713814 - 714576
JCenteno at telcel.net.ve
JCenteno at ula.ve
http://www.ciens.ula.ve/~jcenteno/
___________________________________________________



--

+-------------------------------------------------------------------------+


 Foro politica-a-l
 Para dejar de recibir el correo de este foro, escribir un correo a:

        majordomo at foros.planet.com.mx

 y en el area del mensaje escribir unicamente:

        unsubscribe politica-a-l









More information about the Marxism mailing list