Hugo Chavez: "...soy un poco gramsciano" (I am a littl

Julio Fernández Baraibar julfb at SPAMsinectis.com.ar
Fri Sep 3 02:29:57 MDT 1999



Querido Nestor:

Crei que estabas hablando de Pagina 12.
Por supuesto que coincido con vos acerca de estos gallegos infames que le
toman examen a Chavez. Pero, en el caso de ellos, no son cipayos, son
simplemente imperialistas.

Pero esto es lo de menos. Me sorprendio lo de Pagina 12 y lo de Giardinelli.
Simplemente eso. Me sorprendio para bien, bah.

Es cierto, mi "karma" son los peronistas, porque trabajo con ellos todos los
dias.

Pero mas alla de mis circunstanciales broncas, que dos por tres te cuento
telefonicamente, estoy lleno de esperanzas. No con los peronistas, por
supuesto. Yo no se si esto sera traducible al ingles, pero, de todas maneras
lo escribo: tratar de encontrar un pensamiento universal en los compañeros
peronistas es como masturbar a un muerto: no sale nada. Pero la objetividad
gana terreno.

Nunca ha sido tan claro y evidente que solo el socialismo puede ofrecer un
futuro a la humanidad.
Y nunca ha parecido, desde afuera, tan lejana la posibilidad del socialismo.

Pero esto me lleva a otra cosa.

Hace unas semanas fui con mi hija menor, Soledad, a ver una pelicula de
ciencia ficcion de origen norteamericano. Su nombre es "Matrix". Si alguno
en la lista no la vio, se la recomiendo.

El guion es extraordinario. No voy a contar exactamente la pelicula porque
tiene un extraordinario tratamiento de suspenso y de dispersion del objeto
principal. Pero basicamente se trata de lo siguiente:

Los hombres han creado maquinas pensantes que, a la larga, han logrado
establecer su dominio. El problema de las maquinas es la energia y descubren
que los hombres poseen la energia de una pila comun.
De modo tal que "producen" hombres para que les den energia. Pero como los
hombres tienen esa absurda condicion de la racionalidad, las maquinas
construyen un programa virtual al que conectan a los seres humanos, que es
la realidad, la vida cotidiana, lo que vemos por la ventana de nuestro
departament o cuando caminamos por la calle. Pero esa realidad, no existe.
La humanidad es una infinita colonia de hombres conectados a una central
energetica, que provee de fuerza motriz a las maquinas que controlan el
mundo. Esa realidad, que es un programa de computacion, se llama "Matrix".

Ahora bien, existen hombres conjurados que se enfrentan y combaten contra
las maquinas. Para ello se meten en la realidad virtual y tratan de
conquistar nuevos adeptos. El tramite es el siguiente: se trata de encontrar
a alguien que desconfia del sistema e invitarlo a conocer la verdad. Los
conjurados contra Matrix lo secuestran y le ofrencen dos pastillas: la
roja -la roja repito- le hara ver la verdad con el peligro de que se vuelva
loco, que pierda todo sentido de la realidad. La verde es el camino
conocido. Nada cambiara para el iniciado.

El protagonista toma la pastilla roja y descubre la horrorosa condicion de
la humanidad. Corre el riesgo de volverse loco. Pone en cuestion si es
necesario conocer la verdad. Pero ya es tarde. Ha descubierto la condicion
verdadero del genero humano.

Bueno, a partir de ahi se inicia la lucha.

El final es malo, cae en un terreno mistico. Pero la metafora es tan clara,
tan evidente, que, la verdad, me sorprendio. Esto no lo he leido en ningun
comentario sobre la pelicula que se haya hecho en Buenos Aires.
Pero "Matrix" es, a todas luces, una iluminacion sobre la condicion del
hombre en el capitalismo. Que los libretistas norteamericanos no hayan
llegado a las ultimas consecuencias de ese descubrimiento no es algo que
haya que imputarles. No debe ser facil vivir en el corazon de la bestia.

Julio F.B.












More information about the Marxism mailing list