RENAVE Director with a "Hidden" Past in Argentina Is Arrested

erik toren cuauhtemocrey at SPAMyahoo.com
Fri Aug 25 11:49:44 MDT 2000


Hola A Todos:

Para los compas de Argentina, this news has hit big in
Mexico.  Director of RENAVE, now ex-director, caught
by Interpol in Cancun, Mexico for possible connections
with tortures, kidnapping, murder, and other crimes
during the dictatorship of the Generals during the
'70s in Argentina.  RENAVE is a newly private entity
that under Mexican law states that all car owners must
report to, register, and pay a fee (another added fee
to many other fees that the people have to pay).
RENAVE has come under heavy fire from various
governors, organizaciones populares, and leftist
activists.  The arrest has added arsenal to the
activist movement against privatization of government
functions in Mexico.

Al Socialismo,
Erik Toren


http://unam.netgate.net/jornada/008n2gen.html

VIERNES 25 DE AGOSTO DE 2000

¤ ''¿Cuántos crímenes carga?, nunca lo sabremos'',
señalan sobrevivientes


--------------------------------------------------------------------------------

Confirman el pasado torturador de Cavallo, ex director
del Renave

¤ Sus víctimas lo conocieron como Sérpico, Ricardo o
Marcelo

Stella Calloni, corresponsal, Buenos Aires, 24 de
agosto ¤ Sorpresa e indignación fueron las reacciones
que causó la detención esta mañana en México del ex
marino Miguel Angel o Ricardo Miguel Cavallo, quien
fuera director del Registro Nacional de Vehículos
(Renave) en ese país, y reconocido por varias de las
víctimas que fueron secuestradas, torturadas y
sometidas a ''trabajo esclavo'' en la Escuela de
Mecánica de la Armada (Esma), durante la pasada
dictadura militar (1976-1983).

Cavallo tenía orden de captura del juzgado de Baltasar
Garzón en España, quien juzga los hechos de terrorismo
de Estado y genocidio en Argentina. Varios de los que
lo acusaron lo reconocieron hoy a pesar del paso del
tiempo. "Era el mismo que cuando ya no lograba sacar
nada de un torturado enviaba a otro más duro", dijo
Mario Villani a La Jornada.

Una fuente que no quiso identificarse, y que llamó a
esta corresponsal, aseguró que en realidad el nombre
"está equivocado" en la solicitud de Garzón, y
posiblemente "surja de como se lo conocía en la
Marina, cuando era un hombre de inteligencia y habría
cambiado su nombre en la cédula militar para
protegerse".

Pero las fotografías y el reconocimiento de las
propias víctimas, así como el número de su cédula de
identidad local 6.271.913, es el mismo con que figura
en sus documentos en México. Miguel Angel o Ricardo
Miguel Cavallo son la misma persona. "No sólo lo
declaré ante Garzón, sino que tengo el documento aquí,
el que le hice y para el cual el me dio el número de
cédula", afirma Víctor Bazterra, y muestra la copia en
sus manos.

Sérpico, Ricardo o Marcelo son algunos de los nombres
con que lo recuerdan las víctimas y como mejor se lo
conoció en la sordidez de la Escuela de Mecánica de la
Armada (Esma) en los años setenta, y está ligado a
personajes como el marino Jorge Radice, quien tiene en
su haber, además de otros crímenes, participación en
la Operación Cóndor, la internacional del terror de
las dictaduras.

Osvaldo Barros, otra de las víctimas, dijo a La
Jornada que lo reconoce en las dos fotografías que se
publicaron en México, pero que ya en el noticiero
televisivo la diferencia es mayor, aunque los rasgos
son los mismos. "A mí me secuestraron el 21 de agosto
de 1979. Entonces Cavallo era responsable de la
pecera, esas oficinas donde había un sector de los
secuestrados que realizábamos tareas de síntesis
periodística y archivos. Nosotros recibíamos los
diarios a las tres de la mañana.

"Hacíamos resúmenes de las noticias y con ello un
boletín informativo del día, que era enviado a
dependencias de la Armada. Estuve cuatro meses en
capucha, donde nos mantenían engrillados con la cabeza
cubierta las 24 horas del día. Para torturarnos nos
llevaban a un sótano. Es terrible recordar lo que allí
sucedió y a los que fueron desaparecidos", cuenta
Barros en su relato.

Así escuchó el testimonio de Telma Jara, quien fue
torturada por el propio Cavallo. Ahora ella quiere
mantenerse en silencio. "No podría volver a pasar por
ese terror". El conoció bien a Cavallo: "Lo vi muy
seguido cuando me pasaron a la pecera y lo recuerdo
muy joven en aquel momento, altivo, seco, controlando
ese trabajo. Esto no quiere decir que no participaba
en operativos en los años 77 y 78, porque era parte de
los grupos de tarea".

Barros recuerda que el periodista argentino radicado
en Europa Juan Gasparini acusó a Cavallo de haber
asesinado a su esposa, Mónica Jaúregui, en uno de esos
operativos. "Muchos años después, cuando ya había
terminado la dictadura, encontraron los cadáveres de
ambas. Pero yo sí puedo decir que en 1979 Cavallo
torturó personalmente a Telma Jara de Cabezas, lo que
fue denunciado durante el juicio de las juntas
militares".

Otros de los casos que recordó Barros entre las
víctimas es al llamado "grupo Villaflor", compuesto
por varios miembros de la familia de ese apellido.
"Los recuerdo mucho. Eran Josefina Villaflor, Jorge
Hasán, Elsa Martínez, esposa de Raymundo Villaflor, y
éste fue muerto en la tortura. Los otros están
desaparecidos. Se dijo que Cavallo llevó al grupo a
ver a los hijos y de allí los desaparecieron. Eso creo
que fue en diciembre de 1979. Había discusión entre
los represores porque unos querían desaparecerlos y
otros no. Nunca supimos cómo fue todo".

Fue Enrique Fukman quien reconoció también haber
escuchado las comunicaciones de Cavallo con los grupos
de tarea que estaban en París. "¿Cuántos crímenes
carga? Nunca sabremos todo, pero sí sabemos que
después continuó al amparo de la impunidad cometiendo
otros delitos como el tráfico ilegal de armas, con sus
amigos Radice y Horacio Estrada, que se suicidó o lo
suicidaron en el caso de las armas".

Para cada uno recordar es entrar en los sótanos, en el
pasado, caminar por los pasillos del terror. Pero
ahora no quieren que Cavallo vuelva a salvarse, como
lo hizo gracias a las leyes de Punto Final y
Obediencia Debida.

Los pasos de un represor

Se calcula que las viejas amistades llevaron a Cavallo
a Centroamérica, donde los militares habían apoyado a
las dictaduras, como sucedió en El Salvador y luego
también a los contras de Nicaragua, en la guerra de
Estados Unidos contra los sandinistas. El ex marino
tiene una historia muy larga en este nuevo tiempo, ya
que sus lazos con los traficantes de armas y su
conexión con empresas fantasmas -que han proliferado
en muchos países al amparo de la "libertad absoluta"
del mercado- lo liga con acciones delictivas en la
actualidad.

Antes de ir a México a dirigir el Renave, Cavallo
abrió su empresa privada con varios socios en El
Salvador, donde estrechó lazos con el empresario
cafetalero Francisco Borja Nathan -según confiaron
fuentes a este periódico-, un exportador vinculado con
el partido derechista Arena, que en el pasado también
tuvo lazos con los represores argentinos que
trabajaron en Centroamérica. Ahora se abre otra puerta
hacia el submundo.

Sin embargo aunque en un primer momento se sostuvo que
el marino detenido en México no tenía orden de
captura, las solicitudes de Garzón no dejan lugar a
dudas desde sus exhortos. En el documento del juzgado
central de instrucción cinco de la Audiencia Nacional
de Madrid (autos del 2 de noviembre de 1999) figuran
todos los antecedentes y órdenes de captura, además de
los fundamentos de la competencia para tomar estas
medidas.

Allí, entre varios jefes de la pasada dictadura
militar. como el contralmirante retirado Emilio
Massera, el general Leopoldo Fortunato Galtieri, Jorge
Vildoza, Jorge Eduardo Acosta y sus cercanos amigos
Jorge Radice y Guillermo Antonio Minicucci, y en una
larga lista que suma casi 200 siniestros personajes,
está Miguel Angel Cavallo, con un claro pedido de
captura, cuando en ampliación de la querella por
imputados en el sumario se dictan autos de
procesamiento y prisión provisional incondicional para
un grupo donde figura el ex marino.

"Acuerde librar órdenes de detención internacional
contra todos ellos que sean detenidos si se les
encontrara fuera del territorio de la república
Argentina a efectos de tramitar su extradición en
dicho caso", se señala en el documento del juzgado de
instrucción.

Y también pide lo mismo Garzón en Argentina, pero esto
se halla detenido por trámites judiciales. El 30 de
diciembre de 1999 Garzón libró una orden de detención
contra 48 oficiales argentinos involucrados en
crímenes, donde también figuran Jorge Rafael Videla,
Luciano Benjamín Menéndez, Ramón Genaro Díaz Besone y
otros.

En mayo pasado hubo otro pedido del juez para que el
gobierno argentino detenga a los represores, pero
hasta ahora la justicia, como sucedió recientemente
con la detención en Roma de Jorge Olivera, viene desde
afuera.

---------

http://unam.netgate.net/jornada/003n1gen.html

VIERNES 25 DE AGOSTO DE 2000

* Tortura, robo de autos y falsificación de
documentos, entre los cargos


--------------------------------------------------------------------------------

Detienen al argentino Ricardo Miguel Cavallo, titular
del Renave

* Formó parte del Grupo de Tareas al que se le
adjudica la desaparición de 4 mil opositores

Gustavo Castillo y David Sosa, corresponsal * Cuando
Ricardo Miguel Cavallo, director general del Registro
Nacional de Vehículos (Renave), contestó su teléfono
celular y aceptó dar una entrevista, no sabía que el
ruido de fondo permitiría a las autoridades policiales
de México conocer su ubicación y destino.

Acusado de torturar presos políticos, mujeres
embarazadas y bebés; dar muerte a tres personas; robar
autos; falsificar documentos, y participar en actos de
terrorismo en su natal Argentina, Ricardo Miguel o
Miguel Angel Cavallo enfrentaba una orden de
localización y presentación por esos delitos, que giró
en su contra el juez español Baltazar Garzón.

Este jueves fue arrestado inicialmente por elementos
de la Policía Federal Preventiva (PFP) cuando
tramitaba sus formas migratorias en el aeropuerto
internacional de Cancún, donde el vuelo 1691 de
Mexicana de Aviación, en que viajaría a Argentina,
realizó una escala. Fue puesto de inmediato a
disposición de la Interpol.

Cavallo formó parte del llamado Grupo de Tareas, que
realizaba actividades de inteligencia militar y estaba
dedicado al secuestro y tortura de opositores
políticos, en las instalaciones de la Escuela de
Mecánica de la Armada argentina (Esma), y al cual se
le adjudica la desaparición de 4 mil detenidos, de un
total de 9 mil reportados oficialmente por autoridades
de esa nación.

"Desaparecido" de Argentina desde enero de 1977,
Cavallo se convirtió apenas en noviembre o diciembre
de 1999 en flamante director general de la empresa que
ganó la adjudicación del Renave.

La publicación de un reportaje en el diario Reforma, y
en el cual se descubre su identidad, alertó a las
autoridades mexicanas. Cavallo había asegurado que
viajaría a Argentina en busca de un documento que
demostrara que no era la persona que se mencionaba en
dicho trabajo periodístico; aunque no especificó
fecha, dijo que sería de manera "inmediata".

Este jueves llegó cerca de las siete de la mañana al
Aeropuerto Internacional de la Ciudad de México
(AICM). En su poder llevaba boletos de viaje redondo
México-Argentina, un pequeño portafolios y su
gabardina.

Poco después recibió una llamada: era José Gutiérrez
Vivó, conductor de un noticiero radiofónico. Atendió
sus cuestionamientos. Durante ese lapso, el peculiar
ruido de turbinas y altavoces anunciando la salida de
vuelos se escuchó por la radio. Esa fue la pauta para
que las autoridades mexicanas conocieran su ubicación:
estaba en las llamadas salas de última espera.
Supuestamente a punto de abordar. Esto fue destacado
por el propio conductor.

El director general del Renave reconoció en la charla
haber pertenecido a las fuerzas armadas argentinas,
aunque aseguró no haber sido quien torturó de manera
personal a ciudadanos de ese país en la Esma. Dijo:
"Sí estuve, pero no en ese lugar. En absoluto".

Afirmó que no estaba enterado que era buscado por la
justicia española y argentina, y reiteró que el motivo
de su viaje era "muy sencillo, el trámite de conseguir
el certificado de antecedentes, que es un documento
usado en mi país, en donde se dice qué antecedentes
tiene la persona y si es requerida por la justicia. En
la embajada argentina tarda entre seis y ocho meses, y
esto en mi país tarda tres días. Es mucho más rápido
hacerlo así".

Eran ya las ocho de la mañana y Cavallo había sido
identificado por investigadores federales. Deambulaba
por las salas de espera y tiendas comerciales de la
llamada sala internacional del AICM. Cuentan quienes
le vieron que "se mostraba nervioso".

Ricardo Miguel Cavallo no abordó el primer vuelo a
Argentina. A las ocho de la mañana con diez minutos
partió la nave que en conjunto disponen Aeroméxico y
American Airlines bajo el número de operación 218, y
que tenía como destino inicial Miami.

Esperó una hora y quince minutos más, pero no supo que
ya era vigilado. Su vuelo estaba programado para
partir a las 9:20 y salió cinco minutos antes, era el
de Mexicana de Aviación con destino a Argentina y
escala en Cancún.

"Fue de los primeros en abordar; se le veía prisa. Una
reportera alcanzó a gritarle algo cuando ya estaba en
el gusano (túnel que conecta a las salas de espera con
el avión), pero éste sólo volteó para decirle que
regresaría, que iba por pruebas", indicaron sus
vigilantes.

Cavallo había adquirido un viaje redondo y su regreso
estaba programado para el jueves 31 de agosto, a las
11:00 horas. Su vuelo de Buenos Aires a México está
señalado como el 1690 y también tendría escala en
Cancún.

El trabajo de coordinación entre Interpol,
Procuraduría General de la República (PGR), Policía
Federal Preventiva (PFP) e Instituto Nacional de
Migración se puso en marcha, mientras el avión de
Mexicana volaba con rumbo a su primer destino.

Alrededor de las 11:15 horas, en el aeropuerto de
Cancún, aterrizó la nave de Mexicana. Cavallo
descendió, al igual que los otros pasajeros con
destino a Buenos Aires, para llenar su forma
migratoria y abordar después el vuelo de conexión
1696, también de Mexicana. En ese momento fue
arrestado por agentes de la PFP.

En ningún caso se conoció de altercados o incidentes
violentos.

Cerca de la una de la tarde, cuando ya se había
conocido públicamente que estaba detenido, personal de
Interpol se trasladó a Cancún, uno de los destinos
turísticos más visitados por nacionales y extranjeros.
Ciudad que también tuvo mucha mención porque el ex
gobernador de la entidad, Mario Villanueva Madrid,
sostenía reuniones en ese puerto con importantes
narcotraficantes.

Faltando quince minutos para las cuatro de la tarde,
Cavallo fue subido al Learjet de la PFP con matrícula
XC-PFP y conducido a la ciudad de México.

La aeronave arribó al hangar de la Procuraduría
General de la República en el AICM a las 17:45. Sólo
cinco minutos estuvo Cavallo en las instalaciones
federales. Luego fue conducido por los agentes
policiacos a una camioneta Grand Cherokee verde y
placas 165-KNZ.

Al mando del operativo estuvieron el comandante de la
PFP, Alberto Neri Guzmán; en representación de
Interpol, Antonio Bautista Salazar; de la PGR, el
delegado en Cancún, Jorge Peña Sandoval, y del INM,
Fernando Sada Tamez.

Ricardo Miguel Cavallo fue llevado de manera directa a
las oficinas centrales de Interpol México, localizadas
en el centro de esta capital.

-##-

__________________________________________________
Do You Yahoo!?
Yahoo! Mail - Free email you can access from anywhere!
http://mail.yahoo.com/





More information about the Marxism mailing list