(Sp) Arg. gov"t concocts "plot" to justify repression during 2001

Nestor Miguel Gorojovsky Gorojovsky at SPAMarnet.com.ar
Fri Dec 29 18:39:47 MST 2000


29(PSI).- SE ANUNCIA UN AÑO NUEVO CON REPRESIÓN A LAS PROTESTAS SOCIALES.
ARGENTINEAN GOVERNMENT INVENTS PLOT TO JUSTIFY REPRESSION OF SOCIAL PROTEST

 Como si no creyera en las promesas y augurios de bonanza y felicidad que
prometió el presidente formal de la Argentina, doctor Fernando de la Rúa, como
derivado del “blindaje financiero” obtenido para asegurar el pago a los
especuladores internacionales, el ministro del Interior, doctor Federico
Storani, denunció en declaraciones de prensa que “el sábado 16 de este mes hubo
en la ciudad de Buenos Aires, en un local de la calle Solís al 1400, una
reunión nacional de los llamados piqueteros, porque en realidad en la inmensa
mayoría son activistas políticos conocidos”, y agregó que “incluso algunos se
desplazaron por medios aéreos desde provincias lejanas con pasajes que son
bastantes costosos” subrayó el ministro.
En base a informes de inteligencia de los grupos de la Policía Federal que el
ministro tiene bajo su directa responsabilidad, y que operan como agentes
especiales infiltrados en partidos políticos, gremios, entidades empresarias,
estudiantiles, religiosas y sociales –algo nada democrático para la formación
de un político radical-, y que incluso avasallan las jurisdicciones
provinciales con sus prácticas de espionaje –tampoco nada constitucional para
la formación de un político radical-,  comentó que los piqueteros están
vinculados “con sectores que están fuertemente en contra del sistema” y en esa
reunión coordinaron planes de cortes de rutas para “dar un golpe estratégico a
la gobernabilidad”, por lo que el gobierno estudia reprimirlos por vía de la
justicia, porque “la democracia debe defenderse con todo el peso de la ley...”
En el informe policial del mejor estilo de los años 76-82, de boca del ministro
del Interior se escuchó que en ese encuentro “se plantearon acciones
concertadas que van mucho más allá de acciones espontáneas, o por
reivindicaciones que pueden hacer en sus lugares de origen, sino el intento de
bloquear la acción de gobierno”. Como demostración de que la inteligencia
policial no falla explicó que los “activistas” se han organizado para realizar
acciones coordinadas y concertadas para exigir comida en la puerta de los
supermercados “cosa que empezó a verse en vísperas de Navidad”, y prosiguió:
“los pedidos tenían todos el mismo patrón de conducta: se presentaba un
petitorio, se hacían cortes de calles y se pedía la entrega de alimentos”. En
realidad la Nochebuena fue tranquila...
“Los activistas (¿mañana subversivos?) tienen un plan que iría ‘in crescendo’
en el futuro, que por ejemplo contempla el corte de rutas y de calles y una
forma de estar conectados para que cuando se haga un conflicto en un lado se
hagan en otros lados para apoyarse, con lo cual pierde todo tipo de
espontaneidad y sentido de reivindicación”.
Storani continuó con el parte aclarando que “estos movimientos tienen una clara
intencionalidad política, y están propiciados por sectores que están
fuertemente en contra del sistema, que niegan la democracia representativa, y
que creen en lo que llaman democracia directa y se llaman a veces ‘cabildo
abierto de autoconvocados’”.
A la pregunta periodística sobre quiénes integran esos grupos no titubeó en
denunciar que “hay de todos los sectores” particularizando al “Partido Obrero,
la Corriente Clasista y Combativa, el Partido Comunista Revolucionario,
Quebracho, Patria Libre, y, Venceremos”.
Finalmente el ministro indicó que la acción del gobierno está centrada en
“saber quiénes son,  por intermedio de la justicia ( en realidad ya lo saben
por los agentes que infiltraron en esos grupos y participaron de la reunión),
porque es evidente que cortar una ruta es un delito, y una cosa es tener
tolerancia y flexibilidad ante justos reclamos. Pero es distinto si se trata de
una acción concertada destinada a producir una desconexión del país, o como
estos grupos llaman, un ‘golpe estratégico a la gobernabilidad’, y entonces es
evidente que la democracia se tiene que defender con todo el peso de la ley”,
sentenció.
Por supuesto que nada dijo sobre los millones de ciudadanos que creyeron en “La
Carta a los Argentinos” y fueron defraudados en sus votos y hoy repudian la
democracia mistonga que desde hace un  año dejó al país en la ingobernabilidad
de una administración incompetente, que solamente atina a profundizar el modelo
económico de Carlos Menem, corrupción incluida, como se puede observar, por
ejemplo, en la causa federal por malversación de caudales públicos de la SIDE
en relación a los pagos a los ciudadanos norteamericanos Dick Morris y Mattie
Lalovar, donde los fiscales piden el procesamiento del ex titular de la SIDE  y
del mismo presidente de la Nación.
Lo que sí, no deja de llamar la atención en el ministro del Interior, que
mientras se prepara la lucha contra los “activistas” –preludio de la
calificación de subversivos-, no se tomó la menor molestia de informar sobre el
faltante de 47 kilos, 240 gramos, de clorhidrato de cocaína de máxima pureza,
de un secuestro de 102 “ladrillos” con un peso de 120 kilos efectuado el
domingo 17 de diciembre en Salvador Mazza (Pocitos) por efectivos de la Policía
Federal. Denuncia que efectuó el doctor Abel Cornejo, Juez Federal de Salta,
cuando le fueron remitidos 72 “ladrillos” con un peso de 72 kilos, 760 gramos.
No es un hecho menor, porque allí también intervinieron efectivos de
“inteligencia”, y la gravedad del tema, a más del narcotráfico, es que los
“aparatos de represión” supieron utilizar la droga para plantarla en los
lugares donde debían hacer un operativo especial o allanamiento, tanto para
incriminar inocentes, como para enlodar la honra de los ciudadanos, como fue el
caso –en su momento- del dirigente de los camioneros Hugo Moyano.
En tren de seguir la perorata policial del doctor Federico Storani, conviene
estar alerta sobre este grave episodio que hasta ahora se trata de ocultar, no
vaya a ser cosa que en ese mañana de acusar a los desocupados que protestan,
aparezcan porciones de este cargamento de cocaína  “desaparecido” para mostrar
que los excluidos, a más de marginales son drogadictos y narcotraficantes.
Este es un hecho sumamente grave, que carente de investigación y sanción nos
promete un año 2001 muy difícil para la libertad de las personas y la
democracia no recitable.
En esto deben intervenir urgentemente los legisladores nacionales para exigir
al ministro del Interior que esclarezca este caso y se informe dónde está la
droga faltante.-

Néstor Miguel Gorojovsky
gorojovsky at arnet.com.ar





More information about the Marxism mailing list