L-I: Magic neoliberalism (in Spanish)

Nestor Miguel Gorojovsky gorojovsky at SPAMinea.com.ar
Sun May 7 20:45:42 MDT 2000


Those acquainted with the novels of García Márquez may well remember
the "Increíble y triste historia de la cándida Eréndira y su abuela
desalmada". They may also remember that his way of writing is one of
the best exponents of "magic realism". The title of this note by
Alfredo E. Calcagno takes both facts and fuses them into a new one,
that of "The incredible history of magic neoliberalism".

Alfredo E. Calcagno is the son of Eric Calcagno, formerly head of the
office of the UN Economic Comission for Latin America in Buenos
Aires, and a good economist on his own right. What both Calcagnos
fail to express, however, is that at least in the Argentinian case
the foreign debt is the result of what one cannot but define as a
swindle. This does not make things change from a structural point of
view, but this makes it easier to reject the debt when the moment
comes.

I am forwarding the note, which appeared on Clarín today, however. It
is a very good exposition of the ways in which the ideology of
neoliberalism has been working in Argentina, and at the same time the
very fact that our rigged media have begun to give space to
expressions such as these implies that a slow thaw is taking place.

Sorry for those who do not read Spanish, but cannot translate now. I
have carefully formatted the text, so I will not have to translate it
tomorrow (L-I members know what I am talking about).

Néstor M. Gorojovsky

              La increíble historia del neoliberalismo
              mágico

              ERIC CALCAGNO. Economista


              Las consecuencias de la deuda
              externa para la Argentina son de
              tres órdenes: económico, político e
              ideológico. En el ámbito económico,
              la convertibilidad establece el nivel
              de actividad en función de la entrada
              de capitales externos. No existe otra
              manera de crecer, con los
              condicionantes impuestos por el tipo
              de cambio fijo, la obligación de
              financiar todo déficit externo y fiscal con deuda o
              privatizaciones y la necesidad de importaciones baratas
              para lograr la estabilidad de precios.

              Porque si no entran suficientes capitales las
              importaciones caen, el producto disminuye y desciende
              la recaudación fiscal. De tal modo, el dilema planteado
              es de hierro: capitales externos en cantidad o ajuste
              por recesión. Como el saldo de la cuenta corriente del
              balance de pagos es negativo y no existe equilibrio
              fiscal, la única forma de cubrir los déficit externo y
              fiscal es con endeudamiento. Al aumentar los saldos
              negativos, se produce un efecto de bola de nieve: cada
              vez más endeudamiento. Así, la deuda externa
              argentina es el combustible que hace andar a la
              convertibilidad. Esta deuda ha crecido de 60.000
              millones de dólares en 1990 a 145.000 millones en 1999.
              A este aumento de 85.000 millones deben sumarse los
              ingresos por privatizaciones, que fueron de 26.300
              millones. En definitiva, se gastaron 113.300 millones
              para mantener este modelo. Las repercusiones son
              múltiples: en 1999, los pagos por intereses de la deuda
              externa -que en el Presupuesto tienen el mismo
              carácter que los gastos en sueldos- llegaron al 17 por
              ciento del total de gastos de la administración
              nacional(las amortizaciones se refinancian). Adoptar
              como eje de la economía un endeudamiento contínuo y
              creciente no parece un método adecuado para impulsar el
              desarrollo. Más bien puede provocar un agravamiento
              de la crisis, puesto que ese financiamiento depende de
              variables internacionales que no manejamos.

              En lo político, la principal consecuencia es el
              reemplazo de la política argentina por el cumplimiento
              de las condicionalidades incluidas en los acuerdos
              stand-by con el Fondo Monetario Internacional. Hace
              tiempo que las misiones del FMI ya no tienen más como
              eje el examen de las posibilidades del repago de los
              préstamos externos. Imponen medidas de política tales
              como la estructura del Presupuesto nacional, la
              privatización de empresas y bancos y la
              flexibilización.
              De todos modos, no se trata de requerimientos
              normales de un acreedor para asegurarse de que el
              deudor podrá pagar. Son cuestiones que hacen a la
              autonomía nacional, que quedan en manos de
              funcionarios del Fondo y que nada tienen que ver con
              repagos de deudas.

              En lo ideológico, el actual modelo tiene la
              convertibilidad por tótem y la deuda externa por el
              tabú  más necesario. Discutir, no ya el pago o el no
              pago, sino sólo analizar cuál es su incidencia en el
              orden económico local, parece poner en peligro el
              actual funcionamiento de la acumulación y la
              distribución del ingreso. Lo que debiera ser objeto de
              debate, en  especial parlamentario, es como un ritual:
              sólo se reverencia. De allí que toda idea que discuta
              la deuda externa, que implique una reactivación del
              mercado interno o cualquier otra alternativa es una
              verdadera  herejía.

              Tótem del modelo y tabú de la deuda son las categorías
              de este pensamiento en economía, que muchos
              analistas o decisores adoptan y que debemos considerar
              como un verdadero aporte teórico: es el
              "neoliberalismo mágico". Por cierto, no parece el mejor
              camino para evaluar el impacto económico y social de la
              deuda ni para estudiar alternativas racionales.



Néstor Miguel Gorojovsky
gorojovsky at inea.com.ar


     --- from list leninist-international at lists.econ.utah.edu ---





More information about the Marxism mailing list