A full report on the strike of friday 5th in Argentina (in Spanish)

Nestor Miguel Gorojovsky gorojovsky at SPAMinea.com.ar
Mon May 8 06:19:51 MDT 2000


Dear friends and comrades, here I forward a long press release by the
Prensa Sindical Internacional news agency, which contains important
information on the strike that swept Argentina on May 5th.

The extensive report includes information that may help understanding
the most combative currents in today's Argentinian unionism, and
gives a good deal of information on the strike in the Inland country.
It is worth reading. The source is "biased", of course, but for one
time it is biased on OUR side!

Néstor.

**********************************************************************

BUENOS AIRES, 6(PSI).- ABRUMADORA EXPRESIÓN DE REPUDIO DE LOS
TRABAJADORES ARGENTINOS A LA POLÍTICA ECONÓMICA NEOLIBERAL.

EL PAÍS QUEDO PARALIZADO POR LA HUELGA GENERAL.

Como una expresión de la realidad concreta de que el conflicto social
sigue planteado frente a la continuidad de la política económica
instrumentada durante 10 años por Carlos Saúl Menem, y que la actual
administración del presidente Fernando de la Rúa trata de emprolijar
con la desembozada participación de las autoridades del Fondo
Monetario Internacional que adelantan al ministro de Economía, José
Luis Machinea las líneas centrales del programa a implementar, la
protesta laboral, que fue acompañada por sectores productivos de
pequeños y medianos empresarios, productores agropecuarios,
profesionales y clase media en general que se expresó no enviando sus
hijos a las escuelas, alcanzó porcentajes de acatamiento que en
algunas zonas llegó al 100 por cien de paro y en todo el país el 85
por ciento.

La convocatoria original lanzada por la Confederación General del
Trabajo de la República Argentina cuya Secretaría General conduce el
camionero Hugo Moyano, fue acompañada solidariamente por la Central
de los Trabajores Argentinos (CTA) cuya Mesa Nacional lidera el
dirigente estatal Víctor De Gennaro, y también por la Corriente
Clasista y Combativa (CCC) que encabeza el dirigente municipal jujeño
Carlos “Perro” Santillán.

El paro general de 24 horas efectuado ayer 5 de mayo fue motivado en
el repudio a la ley de precarización laboral sostenida por el Fondo
Monetario Internacional y que se encuentra demorada en la Cámara de
Diputados, agregando la CGT el petitorio de un inmediato otorgamiento
de un subsidio para un millón de jefes y jefas de hogares
desocupados; incremento del haber mínimo jubilatorio; urgente
convocatoria por parte del Gobierno al Consejo del Salario para fijar
un aumento del Salario Mínimo Vital y Móvil, y la recomposición
gradual de los salarios básicos de los Convenios Colectivos
Colectivos de Trabajo. Asimismo solicitan la eliminación total del IV
a los productos que integran la canasta básica de consumo popular,
aumentando así el poder real de compra de familias con menores
recursos. Además plantean un aumento sustantivo de los aranceles de
importación a fin de proteger la producción y el trabajo nacional,
evitando que la expansión de la demanda se transforme en una mayor
invasión de bienes importados. Las propuestas apuntan a reactivar la
economía y de esa forma salvar a la industria nacional, a las
pequeñas y medianas empresas, y a los puestos de trabajo en general.

Por su parte en la convocatoria al paro Nacional de la Central de los
Trabajadores Argentinos (CTA) exige al Gobierno nacional que “frente
a la emergencia social que vive el país se prioricen las acciones
para impedir que se produzcan más despidos y que se arbitren todas
las medidas conducentes a lograr un piso mínimo salarial para
trabajadores: ocupados, estables y precarizados; desocupados y
jubilados”.

Para ello la CTA propone “que se implemente en forma urgente un
Seguro de Empleo-Formación para los jefes y jefas de familia
desocupados de 380 pesos y una asignación por hijo de 60 pesos para
todos los trabajadores”. Indican que “hay plata para pagar esta
propuesta que significaría que no haya ningún hogar en la Argentina
por debajo de la línea de pobreza. Sólo se trata de rediscutir el
destino de los ingresos”.

Dejan en claro que “la Mesa Nacional reconoce que la actual
desocupación es consecuencia de las políticas implementadas durante
los últimos 10 años, pero es responsabilidad del Gobierno nacional no
agravar la crisis social con los ajustes provinciales que implican
despidos y recortes salariales”, y agregan “es imprescindible que el
Gobierno impida legalmente que se produzca ningún despido más, tanto
en el sector privado como en el estatal. También es cierto que si se
continúa con proyectos legislativos como la Reforma Laboral se
profundizarán los despidos, la precarización laboral, la baja de
salarios y la degradación de las condiciones de trabajo”.

Respecto a la medida de fuerza señalaban: “En el marco de la Unidad
de Acción con quienes luchan contra el modelo, la CTA convoca al paro
del 5 de mayo porque no se puede admitir más que las autoridades
nacionales tanto del Poder Ejecutivo como el Parlamento no se aboquen
a la resolución del principal problema que afecta a los argentinos:
la desocupación. Para la Central este paro se inscribe en un Plan de
Acción que culminará con la Gran Marcha Nacional del Trabajo”.

El desconocimiento de los planteos de las centrales sindicales por
parte del Gobierno generó el clima del paro, a lo que se sumó la
declaración del propio presidente de la Nación, Fernando de la Rúa,
señalando que “la CGT de Daer no había declarado ningún paro”, con lo
que de hecho alineaba en un mismo rumbo al grupo participacionista
que durante 10 años acompañó la política económica de Carlos Menem.

El paro tuvo alcances que superaron todas las expectativas de los
observadores y que se sintetizan en la paralización de más del 85 por
ciento del aparato productivo del país. La totalidad de los puertos
marítimos y fluviales de la Argentina quedaron paralizados. La
Federación de Gremios Marítimos, Portuarios y de la Industria Naval
acató firmemente la medida y así, Capataces, Estibadores, Encargados
y Apuntadores, y Recibidores de Granos no concurrieron a las
terminales portuarias. No hubo movimiento fluvial de Patrones de
Cabotaje, Conductores Navales, ni embarcaron los electricistas y
electronicistas navales, como así también los serenos de buques,
agregándose al paro el personal embarcado de dragado y balizamiento,
los empleados de la Marina Mercante, como el Personal Jerárquico y
Profesional de la misma rama. Los astilleros y talleres navales no
trabajaron, al igual que el Astillero de Río Santiago cuyo personal
está afiliado a la ATE-CTA. En todo este sector hubo 100 % de paro.

Con idéntico porcentual fueron al paro los afiliados a la Federación
de Obreros y Empleados de la Industria del Papel, Cartón y Químicos,
que cumplieron la medida desde las 6 horas del 5 hasta las 6 horas de
hoy. La Unión de Sindicatos de la Madera tuvo un acatamiento del 100
por ciento en todo el país, los mismos que los obreros ceramistas,
molineros, y la totalidad de los sindicatos que integran la
Federación de Trabajadores Viales de la Argentina.  Los trabajadores
camioneros, colectiveros, técnicos aeronáuticos, judiciales de la
Nación, trabajadores de las Universidades nacionales, metalúrgicos de
Capital Federal y Gran Buenos Aires, mecánicos del transporte
automotor de la provincia de Buenos Aires, telefónicos (FOETRA-
Capital), empleados textiles y del caucho, obreros de fábricas de
pintura y trabajadores de entidades civiles y deportivas, fueron al
paro en un cien por ciento. También integrando la CGT pero no
habiendo dispuesto la medida de paro, llamó la atención que en el
gremio de la construcción los obreros adhirieron masivamente en la
Capital Federal y Gran Buenos Aires, más allá de las condiciones
climáticas, como fue en las provincias de Neuquén y Río Negro, y en
las ciudades de Rosario, Santa Fe, y Mar del Plata, y con un 60 por
ciento en Bahía Blanca, 70 % en Córdoba, y 55% en Mendoza.

De los gremios participacionistas del sector de Daer que no
adhirieron al paro quedó en evidencia la voluntad de las bases al
comprobarse en el propio gremio de la alimentación un ausentismo del
70% en la empresa Bagley y un 80 en Terrabussi, índices que se
mantuvieron en un 80 por ciento para toda la industria de la
alimentación en la provincia de Buenos Aires. Lo mismo ocurrió en el
sector de los laboratorios medicinales cuyos operarios se encuentran
afiliados a la Federación de Trabajadores de la Sanidad de West
Ocampo, donde el ausentismo rondó el 95%. El episodio se repitió en
el sector de Obreros del Vidrio, Aceiteros y la Industria de la Carne
(el Sindicato Capital y Gran Buenos Aires adhiere a la CGT y
formalizó el paro), como así también en la industria química, aguas
gasesosas y calzado. En el sector de los bancarios hubo adhesión al
paro en el Banco Central con un 80% (CTA), Nación 45%, Provincia de
Buenos Aires 56% y Credicoop 35%. En el Correo Argentino el
ausentismo alcanzó el 65 por ciento en Capital Federal y Gran Buenos
Aires, y en los correos privados el 75%.

En el sector de los petroleros en Dock Sud el paro alcanzó el 85 por
ciento en las destilerías, al igual que en Ensenada.

En el ámbito docente el promedio general en el país fue del 80 por
ciento en la enseñanza primaria y secundaria estatal (CTERA-CTA), y
del 55 en la privada (SADOP-CGT), en tanto en las Universidades
nacionales el paro docente alcanzó el 70 % (CONADU-CTA).

En la capital de la provincia de Buenos Aires el paro tuvo fuerte
adhesión en los gremios industriales, estatales, y docentes,
alcanzando un 95%, un 40 en los trabajadores mercantiles, y un 52 en
los bancarios, siendo total en camioneros y colectiveros.

El titular de la CGT Regional, Alberto Maya del Sindicato de
Mecánicos del Transporte Automotor (SMATA), destacó que en las
ciudades de La Plata, Berisso y Ensenada se superó el 90 por ciento,
incluyendo en esta última a los municipales, en tanto se comentó la
incorporación de los taxistas y empleados de la televisión a la
protesta.

La concurrencia de la CTA con la presencia de docentes, empleados
judiciales, ATE, y Astilleros Río Santiago, fue importante para
alcanzar ese porcentual de ausentismo, que se hizo sentir incluso
como parcial en la propia Casa de Gobierno y casi total en la
Legislatura, en tanto en los hospitales se mantuvieron las guardias
previstas pero no hubo concurrencia de pacientes. Marítimos,
portuarios y obreros navales con 100% de ausentismo.

Mar del Plata: el paro tuvo un acatamiento del 90 por ciento con
movilización de trabajadores desocupados. Fue total en el sector
docente, y en el de trabajadores y docentes universitarios. El
Sindicato Luz y Fuerza que integra la Federación de Trabajadores de
la Energía (FETERA-CTA) adhirió al paro manteniendo las guardias de
servicio. Judiciales, otro gremio de la CTA paralizó totalmente la
actividad judicial. En tanto los gremios de la Federación de
marítimos, portuarios y de la industria naval paralizaron totalmente
sus actividades, junto con camioneros y colectiveros. Tampoco hubo
actividad en el sector de los metalúrgicos y textiles, como así
también en la construcción.

La actividad fue nula en las oficinas públicas debido a la adhesión
de ATE, y una gran participación de los empleados municipales
resintió la tarea de la comuna.

Bahía Blanca. Con un panorama similar al de las principales ciudades
de la provincia de Buenos Aires, se repite la paralización de la
actividad portuaria, marítima y de obreros navales, así como de
camioneros y choferes de colectivos, docentes de todos los niveles.
La Asociación Bancaria local (cuya organización nacional forma parte
del sector participacionista de Daer) informó que en el banco
Credicoop la adhesión fue del 100 por ciento, mientras que en las
demás entidades financieras alcanzó a la tercera parte. Rubén Añez,
Secretario General de la seccional de la Asociación Judicial
Bonaerense comunicó que el 85 por ciento de los empleados afiliados
no se presentó a trabajar. Expresó que el gremio repudia la reforma
laboral porque “esto es un retroceso de toda la legislación laboral.
Las conquistas que costaron más de cien años en conseguirse, hoy se
están perdiendo o flexibilizando”.

El Secretario General del sindicato de camioneros local, Francisco
Gaztañaga, manifestó que “esperamos que después de esta medida,
podamos sentarnos a hablar con el gobierno, para que se trabaje a
favor del país y no for export... porque cada vez estamos peor”, y
agregó “queremos lograr que el Parlamento produzca leyes que
favorezcan al 95 por ciento de la Nación y no al cinco restante, como
lo están haciendo hasta ahora”. Por su parte el titular local de la
UTA, Ricardo Pera, luego de manifestarse contento por la contundencia
del reclamo destacó al Corresponsal de PSI refiriéndose a la lucha de
los trabajadores que “lo que decimos es sencillo de entender. Desde
el 91 hasta la fecha se han producido más de 30 reformas, dentro de
la legislación laboral. En aquel año había un 6 por ciento de
desocupación y hoy ese índice alcanzó los 18 puntos; además, tenemos
un 20 por ciento de subocupación y más de cuatro millones de personas
viviendo bajo el nivel de pobreza. Ahora, están utilizando la misma
propuesta de Menem; es más, la profundizaron. Nosotros creemos que no
es la solución para reactivar el país y por eso protestamos”,
concluyó.

Provincia de Tucumán. Con cortes de rutas implementados por el
Sindicato de Trabajadores Viales de la provincia, en coordinación con
otros gremios de la CTA y la CGT del Noroeste Argentino, y empleados
municipales de las comunas del interior junto con trabajadores
azucareros se solidificó el paro que en la capital provincial
cumplieron la totalidad de los gremios, alcanzando una expresión del
90 por ciento, con suspensión de actividades en los tribunales, en la
enseñanza de todos los niveles, y en las oficinas públicas.

Los piquetes armados por los viales se establecieron en la ruta 38 a
la altura de las localidades de Marapa, Aguilares, Arcadia y
Monteros; la ruta nacional 9 en El Bracho (a pocos kilómetros del
acceso a San Miguel de Tucumán desde el sudeste), y en la autopista
que une Lastenia con San Cayetano, en el Gran San Miguel de Tucumán.

En los sectores industriales el paro fue total.

Rosario. Paralizada la actividad portuaria y la navegación fluvial y
cerrados los talleres navales, con paro total de camioneros y
colectiveros, docentes (CTA) y docentes particulares (SADOP-CGT) y
las Universidades, judiciales, luz y fuerza,  municipales,
construcción, químicos y viales, y parciales en telefónicos,
telepostales, gastronómicos, empleados de comercio (60%) , bancarios
(90%), seguros (75%), estaciones de servicios (55%), estatales (70%).
El índice de paro alcanzó en lo general el 90 por ciento. El
Sindicato Único de Trabajadores del Espectáculo Público (SUTEP) que
en el orden nacional adscribe al grupo participacionista en Rosario
integró al paro un 100 por cien de sus afiliados, señalando su
Secretaria General, Marta Beatriz Sánchez que acudían al paro “en
repudio a la aplicación de las recetas, por parte del Gobierno
nacional, de los organismos usurarios internacionales como el FMI o
el Banco Mundial o cualquier otro organismo del mundialismo
globalizador. Un ejemplo de dichas recetas es la reciente aprobación
por parte del Senado de la Nación de la llamada ley de reforma
laboral que incrementará la desocupación y ayudará la rebaja de los
salarios...”, y luego de señalar que apoyaban la propuesta de la CGT
agregó que “el gobierno y sus amanuences mediáticos dirán que una
medida de fuerza no soluciona nada y tampoco aporta. El trabajador no
tiene otra herramienta cuando se le cierran los caminos y no existe
reciprocidad en el diálogo fecundo, y los supuestos representantes
del pueblo (es decir los elegidos por el voto popular) se subordinan
por impericia, codicia o simple corruptela a lo que disponen los
gerenciadores del Poder Mundial”, enfatizó la sindicalista.

En la capital de la provincia de Santa Fe se repitió la misma
adhesión que en Rosario, con paralización de las actividades
portuarias, de la industria papelera, metalmecánica, de camioneros,
viales y colectiveros, docentes estatales y privados, bancarios del
Nación y el Suquía, luz y fuerza y sectores de estatales.

En la provincia de San Luis el paro se hizo sentir con un 70 por
ciento en las industrias del Parque Industrial, y en camioneros y
colectiveros. En La Rioja fue total en el transporte de carga y
pasajeros y de un 35% en la administración pública, lo mismo que en
Salta, donde los estatales de ATE-CTA y los militantes de la
Corriente Clasista y Combativa que se expresaban en la zona céntrica
fueron violentamente reprimidos por la policía del gobernador Juan
Carlos Romero. En estas provincias donde desapareció el aparato
productivo las únicas ocupaciones laborales están circunscriptas al
empleo público, y al sector agropecuaria, dentro del cual se ubican
los trabajadores rurales, que evidentemente se habrán de expresar
cuando a corto plazo los pequeños y medianos productores rurales
deban exteriorizar sus protestas, como ya lo están anunciando.

En la provincia de Misiones el acatamiento al paro fue del 100 por
cien en los trabajadores papeleros y madereros, del transporte de
pasajeros y de camioneros, 80 por ciento en los docentes del estado
provincial y 60 por ciento en los docentes particulares, siendo del
95 por ciento entre docentes y administrativos en las facultades de
la Universidad Nacional de Misiones en Posadas, Oberá, Eldorado y
Apóstoles. La Asociación Trabajadores del Estado concitó un 60 por
ciento de paro en los organismos públicos, y un 80 en los servicios
hospitalarios donde se mantuvieron las guardias, en tanto los
judiciales cumplió el paro en la última hora de trabajo.

En la provincia de Tierra del Fuego, el paro se realizó con la
conducción conjunta de la CGT Regional y la CTA, a la que adhirieron
los sindicatos de Luz y Fuerza, Portuarios, Construcción, Camioneros,
Sanidad, Judiciales, Legislativos, Metalúrgicos, ATE,  docentes,
gastronómicos, comercio, y profesionales de la salud.

En el sector industrial quedaron paralizadas las fábricas Radio
Victoria Fueguina, Famar, BGH, Mirgor Electrónica, y Fapesa, con lo
que el paro alcanzó un nivel del 90 por ciento en las dos ciudades de
Tierra del Fuego, Ushuaia y Río Grande.

Provincia de Chubut. Si bien el paro se manifestó con similares
características en los portuarios, marítimos, obreros navales en
Puerto Madryn, camioneros y colectiveros, en los metalúrgicos
contabilizaron un 90 por ciento en la planta de Aluminio de Aluar y
un 80 en el resto de los talleres, con un 40 de ausentismo en
judiciales, y un 60 en docentes provinciales. Los trabajadores viales
cumplieron el paro en un 100 por cien en todo el territorio
provincial.

En Esquel la medida estuvo controvertida por los afiliados de
judiciales y docentes, quienes en una asamblea previa cuestionaron la
participación en el paro por los descuentos salariales que podrían
recibir, no así ATE que decidió acatar la medida.

En Comodoro Rivadavia el paro fue total en portuarios, marítimos y
obreros navales, camioneros y colectiveros, en tanto el resto de los
trabajadores nucleados en los sindicatos petroleros, de empleados de
televisión, y la mayoría nucleados en la CGT Regional, a la que se
sumaron los dirigentes de la CTA y de la Corriente Clasista y
Combativa realizaron a las 17 un acto en la zona céntrica donde
expusieron Horacio Navarro (CCC), Jaime Alvarez (MTA), Walter Natera
(CTA), Carlos Gómez (Petroleros), y Juan Maldonado (CGT). Todos se
manifestaron contra el ajuste y la reforma laboral y manifestaron que
“el pueblo está cansado de políticas impuestas desde el exterior”, y
destacaron que “la unidad del movimiento obrero está por encima de
las diferencias de los dirigentes sindicales de turno”.

Se pudo destacar que su sumaron totalmente al paro los trabajadores
universitarios y los del Anses, en tanto los petroleros se sumaron
sin afectar los lugares de trabajo.

Provincia de Córdoba. Paro total de los choferes de colectivos
afiliados a la UTA y a la Aoita, junto con camioneros. En la
industria automotor la medida de fuerza alcanzó el 90 por ciento en
las terminales automotrices, y en las autopartistas, y las empresas
metalúrgicas incluyendo las pequeñas y medianas. En el ámbito
docente, tanto provincial como privado, y a nivel universitario, no
hubo actividad. La Unión de Educadores de la Provincia de Córdoba
informó que excepto en Marcos Juárez donde el paro alcanzó el 20% en
el resto de la provincia fue total. La seccional Córdoba del
Sindicato Argentino de Docentes Particulares (SADOP-CGT) informó que
el 80 por ciento de sus afiliados fueron al paro. En tanto la
Universidad nacional quedó paralizada por docentes y no docentes. Por
su parte el gremio de Luz y Fuerza cumplió cerradamente el paro en
lucha contra la privatización de la empresa y los postulados
nacionales de los gremios en lucha.

En la administración pública el paro se hizo sentir en un 30 por
ciento, pese a que los dirigentes del Sindicato de Empleados
Públicos, cuyo secretario general es diputado provincial
"justicialista", dejaron en libertad de acción a sus afiliados.

Provincia del Chaco. Paralizado por los trabajadores el Puerto de
Barranqueras, los camioneros y colectiveros el transporte, en la
mañana los dirigentes sindicales se reunieron en la sede del
Arzobispado local con monseñor Carmelo Giaquinta con el participaron
de una misa en la Capilla de María Auxiliadora, donde el sacerdote
René Gallopo recordó a los trabajadores reprimidos, heridos y
golpeados por la policía provincial el 26 de abril cerca de la
Legislatura provincial. Lo cierto es que luego de la misa, la capital
provincial se pudo ver resentida por el  paro más importante de los
últimos tiempos. Sin transporte público de pasajeros, sin actividades
escolares tanto en el sector público como privado, y con la casi
totalidad de las oficinas públicas sin personal. El Paro en la
capital del Chaco fue del 90%.

Provincia de Mendoza. El paro tuvo un fuerte acatamiento en
Camioneros, y choferes de colectivos, roto en un 10 por ciento por la
“famosa” Cooperativa TAC que no se sabe si es una empresa vinculada a
Yabrán, a Pescarmona, o a qué grupo empresario, pero que en su
momento la propia UTA debe dilucidar si los choferes son
“cooperativistas” o “socios mulas”.

Si bien la provincia hace unos años que perdió los sectores
productivos, en esta oportunidad trabajadores de la fruta,
metalúrgicos, ferroviarios, y desocupados, junto con los docentes y
trabajadores estatales protagonizaron una manifestación que alcanzó a
las 6.000 personas en Costanera y Vicente Zapata de la  capital
provincial.

Desde el estrado el dirigente camionero Vicente Frezza se refirió al
ministro de Trabajo de la Nación recordando que “con esa carita de no
le debo nada a nadie estafó a medio mundo”, seguramente en alusión a
lo que todos los mendocinos recuerdan, cuando el “Banco” de los
“Flamarique”, quebró y dejó el tendal de más de 3.500 ahorristas sin
sus recursos. Incluso un proceso penal que involucró al actual
ministro. Que actualmente se encontraría involucrado en una denuncia
por el manejo de los fondos del Plan Trabajar a favor de la línea
interna de su esposa Cristina Zucardi.

Entre los participantes del acto se pudo ver al músico Manu Chao
quien dijo que era un adepto de la causa de los pobres y aprovechó el
día después de su recital para manifestar su adhesión.

La realidad de la bronca de los trabajadores se manifestó cuando
subió al palco Antonio Gutelli, dirigente del SOEME, que fuera
senador provincial del partido justicialista. Allí salió al tiro el
dirigente de vialidad provincial, Carlos Altamira, el que lo bajó a
empujones del palco, “porque en su momento votó la transferencia de
la  Caja de Jubilaciones a la Nación que perjudicó a todos los
estatales”, episodio que concitó el aplauso de los presentes.

Provincias de Río Negro y Neuquén. Paro total de camioneros y
choferes, de la Uocra, y una fuerte presencia en el paro de los
gremios de la Central de los Trabajadores Argentinos. En Río Negro
los judiciales paralizaron los tribunales de Viedma ,General Roca y
Bariloche, en tanto los docentes lo hicieron en la capital provincial
y en todas las ciudades del Alto Valle y Medio, donde también
acompañaron los trabajadores rurales y desocupados de la fruta.

En Neuquén los trabajadores de la Cerámica Zanón que venían en
conflicto se sumaron al paro al igual que sus compañeros de San
Martín. La Asociación de Trabajadores del Estado que junto con la
Asociación de Trabajadores dela Educación de Neuquén, a más del paro
cumplieron una movilización sobre el puente que une las dos
provincias, donde concentraron más de 8.000 manifestantes.

Julio Fuentes, Secretario General de ATE señaló: “Estamos en
condiciones de recrear y potenciar la marcha Federal y de volver
todos los trabajadores del país para que nos escuchen en Capital
Federal” y agregó que “llegó el momento de abandonar la política de
gobernar para los grupos económicos”.

Por su parte, Liliana Obregón, titular de los docentes neuquinos a
más de evaluar el paro como total a nivel de su gremio, señaló que es
ya una necesidad  “organizar una lucha nacional”, y aventuró
“organizar un paro latinoamericano” contra el FMI y Banco Mundial.





More information about the Marxism mailing list