Argentina y Brasil: la unidad de los demonios

Mario Jose de Lima mjlima at SPAMuol.com.br
Sat May 13 15:17:36 MDT 2000


Caro Nestor

Claro que concordo com tus pontos de vista e a leitura que fazes desses
momentos da nossa história. Ate mesmo penso que a efetivacao do mercosul
poderia contribuir para uma politica operaria unificada.

Veja, no entanto, como procedeu o patronato recentemente lancando mao da
propaganda mais vil gerando um clima de hostilidade entre os argentinos
contra o Brasil, aqui tambem se fara o mesmo quando necessario.

Ha que se ter em mente que essa pratica sera utilizada sempre pelo
patronato. O movimento operario precisa sair na frente para impedir essas
manobras diversionistas.

Um abraco

Mario
-----Mensagem original-----
De: Nestor Miguel Gorojovsky <gorojovsky at inea.com.ar>
Para: marxism at lists.panix.com <marxism at lists.panix.com>
Data: Sábado, 13 de Maio de 2000 11:07
Assunto: Argentina y Brasil: la unidad de los demonios


>El correo de Mario me hizo pensar en la conveniencia de un comentario
>que alguna vez tendríamos que ampliar, tanto para mutuo
>enriquecimiento como para ilustración de los amigos de otros países.
>
>En cuanto a tus afirmaciones, Mario, sobre la unidad de las clases
>dominantes, que comparto plenamente, diría que es un aspecto esencial
>de nuestra situación.
>
>Siempre, desde al menos el siglo XVII (cuando estaban de acuerdo en
>contra de la República Divina -_pero no servil_- del Paraguay) las
>clases dominantes de la América Sudoriental se han puesto de acuerdo
>en contra de sus respectivos pueblos: a la guerrilla reaccionaria
>contra las Misiones siguieron luego los acuerdos objetivos entre la
>Corte de Río y la burguesía comercial de Buenos Aires (que constituyó
>una de las garantías del mantenimiento de la esclavitud en Brasil),
>acuerdos que se inician con la invasión de Lecor a la Banda Oriental
>(o la Cisplatina, si prefieres) y alcanzan su punto máximo de
>perversión en la infame guerra del Paraguay.
>
>Ya en nuestro siglo, y en la medida que el esclavismo brasilero cedió
>ante la República Cafetalera centrada en Sao Paulo, los movimientos
>en ambos países contra diversos dirigentes y alzamientos patrióticos
>y revolucionarios estuvieron siempre coordinados. Muy obvio fue esto
>a mediados de los 1950: exactamente en el momento en que Vargas
>estaba buscando sellar un acuerdo con la Argentina de Perón, se lo
>empuja al suicidio. Y Perón cae al año siguiente.
>
>Pero luego hay otras demostraciones, como el acuerdo entre la
>dictadura militar del Brasil y el gobierno "democrático" (pero
>ilegítimo) de los radicales argentinos del presidente Illía, que en
>1964 sirvió para impedirle a Perón ir más allá del Galeão en su
>retorno al país. Y, finalmente, la coordinación entre los servicios
>de inteligencia durante los años de plomo, conocida ahora como
>"Operación Cóndor".
>
>Sí, Mario, nuestros enemigos saben que la unidad de Argentina y
>Brasil (por más desmedrada que esté la primera) sigue siendo la clave
>de América del Sur. Por eso la practican EN NUESTRA CONTRA.. De lo
>que se trata es de comenzar a practicarla nosotros en contra de
>ellos.
>
>Algo que seguramente podría comenzar a hacerse es insistir ante los
>mejores segmentos del movimiento obrero en cada uno de nuestros
>países para constituir una Central Obrera del Mercosur, que nos
>permita enfrentar la política de transformar al Mercosur en un coto
>de caza imperialista y al mismo tiempo sostenerlo en contra de los
>intentos norteamericanos por disolverlo e incorporarnos al NAFTA.
>
>
>
>
>
>Néstor Miguel Gorojovsky
>gorojovsky at inea.com.ar
>






More information about the Marxism mailing list