(Fwd) (Fwd) [PEN-L:2980] Some nations "rescued" by IMF and Wor

Nestor Miguel Gorojovsky Gorojovsky at SPAMarnet.com.ar
Wed Oct 11 06:39:26 MDT 2000


[Traducción personal de Néstor Gorojovsky]


The Observer (London) October 8, 2000


Insumos básicos más caros, peor pobreza, y vidas más cortas

Un estudio interno del Fondo Monetario revela el precio que pagan los
países "rescatados"

por Greg Palast

Bueno, digan que soy un mentiroso.  Estaba parado frente al Hilton de
Nueva York, cuando se precipitó en escena, tropezando con un lomo de
burro, la limusina del director del FMI,  Horst Kohler. Saltó del
coche un informe confidencial: "Ecuador Interim Country Assistance
Strategy"  (Ecuador: estrategia provisoria de asistencia al país).
Sospechen, si quieren, que no es así como llegó a mí, pero, créanme,
contiene la respuesta a una intrigante pregunta.

Dentro del Hilton, el profesor Anthony Giddens le estaba explicando a
una aplicada multitud de egresados de la London School of Economics
que la "globalización es un hecho, y que la dirige la revolución en
las comunicaciones".  Guau!  Eso sí que te abre la cabeza!  Los
chiflados de pelo verde que andaban chirriando ante el hotel,
manifestando en contra del FMI, estaban totalmente equivocados.

Según parece decir Giddens, la globalización consiste en darle un
celular Nokia, con acceso a Internet, a cada aldeano de los Andes.  Me
intrigó el motivo por el cual podría alguien protestar contra un
futuro tan feliz.  Así que empecé a hojear la Estrategia del FMI para
el Ecuador que me había agenciado, a la búsqueda del capítulo referido
a la conexión de las escuelas de ese país a la red planetaria de
Internet.

Lo que encontré, en cambio, fue una programación secreta.  Según la
misma, al 1 de noviembre de 2000 el gobierno deberá subir el precio
del gas domiciliario en un 80 por ciento.  Debe eliminar 26 000
puestos de trabajo, y dividir a la mitad los salarios reales del resto
de los trabajadores, en cuatro etapas, y en los meses predeterminados
por el FMI.  En julio, tiene que iniciar la transferencia de su
principal sistema de aguas a operadores extranjeros, y tiene que
asegurarle a la Arco (subsidiaria de British Petroleum) el derecho a
construir y poseer un oleoducto trasandino. Y eso sólo para empezar a
hablar.. En conjunto, las 167 condiciones que el FMI impone para sus
préstamos parecen menos un plan de ayuda que el plano para dar un
golpe de estado financiero.

La respuesta del FMI es que no tenía otra salida. Ecuador está
quebrado porque sus bancos comerciales se han desfondado.  Pero, ¿cómo
es que el Ecuador, un miembro de la OPEP al que le sobran recursos,
terminó en semejante situación (in such a pickle)? Para responder a
esta pregunta tenemos que mirar hacia atrás, hacia 1983, cuando el FMI
obligó al gobierno a hacerse cargo de las deudas privadas, impagables,
de las élites ecuatorianas con los bancos extranjeros. Para este
salvataje de los financistas norteamericanos y locales, Ecuador
solicitó un préstamo de 1500 millones de dólares. Para asegurar su
repago, el FMI obligó a un alza de precios en la electricidad y otros
insumos básicos.  Y cuando no consiguió suficiente efectivo por ese
mecanismo, exigió al estado, por otro plan de asistencia, la
eliminación de 120 000 puestos de trabajo.  Es más:  mientras trataba
de cumplir con la montaña de exigencias del FMI, Ecuador "liberalizó"
estúpidamente su minúsculo mercado financiero, liberó a los bancos del
control gubernamental, y permitió una explosión de la deuda privada y
las tasas de interés. ¿Quién empujó al Ecuador a retozar tan
alocadamente con la política bancaria de mercado libre? Una pista: las
iniciales son F, M, I. Puso la liberalización bancaria como condición
de otro plan de ayuda, violento y frenético Los datos de esta mugrosa
historieta provienen del informe del FMI, y están marcados "Por favor,
no citar".  Hagan de cuenta que no los cité.

El FMI y el Banco Mundial están brindando una muy pegajosa ayuda a
docenas de países.  Veamos por ejemplo el caso de Tanzania.  Hay 1,4
millones de tanzanios que, hoy, se están preparando para morir. Se
trata del 8% de la población que está contagiada con SIDA.  Los
"salvadores" financieros encontraron una brillante solución
neoliberal: le exigieron a Tanzania que la atención hospitalaria, que
antes era gratuita, fuera ahora paga. Redujeron así en un 53% la
cantidad de pacientes tratados en los tres grandes hospitales públicos
de la capital, Dar es Salaam. Las curaciones financieras deben estar
funcionando.  Los asesores también recomendaron a Tanzania cobrar por
la asistencia escolar. Ahora, el banco se muestra sorprendido al ver
que la cantidad de niños que ingresa a las escuelas ha caído del 80 al
66 por ciento. En total, el Banco y el FMI hicieron 159 sugerencias,
igualmente útiles, a Tanzania. Y en Abril, el gobierno de Tanzania las
aceptó todas en secreto. O firmaba o se moría de  hambre.

Ningún país en desarrollo puede pedir un préstamo en divisas sin la
bendición del FMI (salvo la China, cuya producción crece al 5% anual
debido a que, con todo cuidado, sigue las políticas exactamente
inversas a las del FMI). El FMI y el Banco Mundial tienen el control
efectivo de la economía tanzania desde 1985.  Es cierto que, cuando se
hicieron cargo, encontraron un país socialista minado por la pobreza,
la enfermedad y la deuda. Sus expertos no perdieron un segundo en
eliminar las barreras al comercio, limitar los subsidios del gobierno
y vender las empresas del estado.  Esta política obró maravillas.
Nancy Alexander, quien desde la Globalisation Challenge Initiative de
Washington monitorea los bancos, el PBI per cápita tanzanio, en sólo
15 años, cayó de 309 a 210 dólares; la tasa de analfabetismo crece, y
la pobreza extrema (abject poverty) saltó al 61 por ciento de la
población. Y sin embargo, el Banco no ha logrado ganar los corazones y
los pensamientos de los tanzanios para su jueguito de mercado libre.
Frustrado, el Banco informaba en Junio que "Un legado del socialismo
es que la mayor parte de la gente sigue creyendo que el estado tiene
un papel fundamental en la promoción del crecimiento y la provisión de
servicios sociales".

El Banco Mundial y el FMI nacieron en 1944, con un mandato tan simple
como loable:  entre los dos financiarían los proyectos de
reconstrucción y desarrollo de posguerra, y prestarían divisas a las
naciones puestas en peligro por déficits temporales de la balanza de
pagos.  Pero en 1980 parecen haber mudado de forma.

A principios de los ochenta, los países del Tercer Mundo se
desangraban por el aumento de los precios del petróleo (se
quintuplicó) y por un salto equivalente en el costo de los intereses
en dólares.  Así es que se acercaron a ambos organismos, pasando la
gorra. En lugar de soluciones para sus deudas, obtuvieron planes de
asistencia estructural, que impusieron, en promedio, 114 condiciones a
cambio del capital.  En cada país los planes fueron distintos, pero en
todos los casos incluían la remoción de las barreras comerciales, la
venta de los activos nacionales a inversores extranjeros, la reducción
brutal de la asistencia social y la flexibilización de las relaciones
laborales (es decir, aplastar los sindicatos).  Hay quienes dicen que
este perverso cambio de la política del FMI fue consecuencia de que
ese año Ronald Reagan llegó a la presidencia norteamericana y Margaret
Thatcher incrementó su poder, que generaron el comienzo del predominio
neoliberal.  Mis propias fuentes indican que un extraterrestre llamado
Larry ocupó el FMI y el Banco Mundial.  Es obvio que 'Larry' Summers
-en su momento economista jefe del Banco Mundial y ahora Secretario
del Tesoro de loe Estados Unidos- es, en realidad, un pelotón de
extraterrestres enviado para transformar a buena parte de la raza
humana en fuente de proteínas baratas. Pero me estoy yendo del tema.

¿Qué es, entonces, lo que han logrado Los Aliens con sus recetas de
libre mercado? En el último _Financial Times_, un artículo de  Samuel
Brittan declara que los nuevos mercados mundiales de capital y el
comercio libre han "generado un aumento delos niveles de vida sin
precedentes". Brittan cita el inmenso crecimiento del PBI per capita,
la expectativa de vida y la alfabetización del mundo menos
desarrollado entre 1950 y 1995.

Un momento, paremos la mano. Hasta 1980, prácticamente todos los
países estudiados eran socialistas o practicaban el estado de
bienestar. Seguían en su desarrollo el modelo de sustitución de
importaciones que permitía construir industrias de propiedad local a
través de la inversión estatal y las altas barreras aduaneras, que son
un anatema para los neoliberales.  En esos oscuros tiempos de
creciente control y propiedad de los gobiernos nacionales (1960-
1980), el ingreso per capita creció un 73 per cent en Latinoamérica, y
un 34 en Africa. En contraste, el crecimiento latinoamericano a partir
de 1980 está prácticamente detenido (menos del 6% en 20 años), y los
ingresos africanos descendieron un 23%.  Ahora, contemos los
cadáveres.

Entre 1959 y 1980, las políticas socialistas y de estado de bienestar
sumaron más de diez años a la expectativa de vida de prácticamente
todos los países del mundo. A partir de 1980, la vida bajo la ayuda
estructural se volvió más brutal y más corta.  Desde 1985, la cantidad
de analfabetos totales ha aumentado, y en 15 países africanos cae la
esperanza de vida. Brittan atribuye estos problemas a la "mala suerte,
no al sistema económico internacional". En los estados que antes
constituían la Unión Soviética, donde los planes de shock del FMI y el
Banco Mundial gobernaron sin oposición, la expectativa de vida ha
caído y agregó 1,4 millones de muertos anuales a la tasa de mortalidad
de Rusia (no hablamos sobre los demás países de la ex URSS). Es cierto
que el Banco Mundial y el FMI se están reformando.  Ahora, los
temibles planes de ayuda estructural se conocen como "estrategias de
reducción de la pobreza".  ¿No los deja más tranquilos, lectores? El
FMI admitió, recientemente, que en las "últimas décadas, alrededor del
20% de la población mundial ha retrocedido" en lo que podría bien
definirse como "uno de los mayores fracasos económicos del siglo 20".
Y eso, profesor Giddens, es un hecho.

------- End of forwarded message -------





More information about the Marxism mailing list