(Sp) Argentina, 1976: War councils against working class militancy

Les Schaffer schaffer at optonline.net
Wed Apr 11 09:37:57 MDT 2001


[ from Nestor ]

An example of what was Argentina in 1976: War Councils against workers
in Salta.

SALTA, 11(PSI).- EL CONSEJO DE GUERRA SALTEÑO. 
A 25 años de la instauración del Estado delincuencial del 24 de marzo
de 1976, recordamos en esta provincia hechos que forman parte de la
historia del movimiento obrero y consecuentemente del peronismo, sobre
los que se ensañaron los asaltantes del poder.

El domingo 11 de abril de 1976 por resolución de la "Intervención
Militar" en esta provincia, fue instaurado un "Consejo de Guerra
Especial Salta" que le costó a tres dirigentes sindicales siete
irrecuperables años de cárcel.

En un allanamiento realizado en la sede de la Unión Obrera Metalúrgica
(Seccional Salta), efectivos de la policía provincial hallaron dos
armas de puño, que fueron consideradas "material bélico" lo que dio
pié a una acusación por tenencia y uso indebido de armas de fuego y
explosivos.

Entre los inculpados –que fueron siete en total- se encontraba Mario
Amelunge Vargas, entonces secretario general de la organización
sindical y delegado regional de la Confederación General del Trabajo
(CGT), un dirigente de fuerte personalidad y verbo encendido.

Ese día, el Consejo de Guerra Especial Estable "Salta", se constituyó
en el aula "Teniente General Juan Carlos Sánchez" del Destacamento de
Exploración de Caballería de Montaña 141 "General Güemes", integrado
por un presidente, cinco vocales, un fiscal, un auditor, siete
defensores y un secretario.

Inició sus actividades a las 9,30 horas y se encontraban presentes
algunos periodistas y sólo tres civiles, entre ellos la esposa de
Mario Amelunge.

Además del secretario general de la UOM, en el banquillo de los
acusados estaban, también, los gremialistas Dardo Zuleta, Román
Vázquez, Augusto Tomás Zambrano, Alfredo López, Crescencio Chocobar y
Alfidio Ordóñez.

El 19 de abril el Consejo de Guerra dio por finalizada su sumarísima
tarea.  Mario Amelunge, Alfredo López y Tomás Zambrano, fueron
condenados a siete años de reclusión y Román Vázquez, a uno. Los
restantes inculpados fueron absueltos.

Los medios periodísticos –que habían sido invitados limitadamente a
cubrir la información- no dieron a conocer los nombres de los
militares que integraron el Consejo de Guerra, por la censura
impuesta.

De la misma manera y objeto de que nadie reconociera a los que
actuaron como jueces o "defensores" se prohibió la toma de
fotografías.

Durante el desarrollo del episodio, prestaron declaración cuatro
miembros de la policía provincial en calidad de testigos: Gregorio
Galo Rodríguez, Ramón Luna, Jorge Alberto Mendieta y Alfredo Raúl
Nieva. También lo hizo el asesor legal de la UOM, el abogado Horacio
Félix Bravo Herrera, quien fue advertido por el tribunal, en el
sentido de que no debía abandonar el radio urbano de la capital.

Según las informaciones, reconstruidas a partir de informaciones
proporcionadas por ocasionales y circunstanciales testigos
periodísticos de esta comedia bufa con final terrorífico, los miembros
del tribunal insistían en indagatorias para saber cómo funcionaba el
sindicato y de qué manera se administraban sus recursos ante la
imposibilidad de poder comprobar que las armas encontradas en el
interior de la sede sindical pudiesen ser la chispa que prendiera la
revolución armada en esta provincia.

La última sesión del Consejo de Guerra, había dado comienzo a las 21
del 19 de abril. Veinte minutos más tarde, las sentencias ya estaban
impresas. Las autoridades del tribunal, dijeron a los pocos
periodistas presentes, que los acusados tenían la oportunidad de
apelar los fallos. Y señalaron que tenían una hora para hacerlo ante
el "Supremo Tribunal Militar de la Nación".

Años más tarde, algunos de los damnificados por la tragicomedia,
dijeron que jamás se les informó de tal recurso y que, de haberlo
sabido, no habrían podido presentarlo, al carecer de asesoramiento
legal en la materia. Sus "defensores", jamás apelaron. Las sentencias
fueron cumplidas por todos los condenados.- XXX

Néstor Miguel Gorojovsky
gorojovsky at arnet.com.ar





More information about the Marxism mailing list