(Spanish, really) Reportaje a Jorge Enea Spilimbergo

Les Schaffer schaffer at SPAMoptonline.net
Mon Apr 9 08:31:52 MDT 2001


[ from Nestor, Spanish version, translated from Word]

---
Se adjunta documento Word 6.0 con un reportaje efectuado a Jorge Enea
Spilimbergo, secretario general del Partido de la Izquierda Nacional,
por la agencia Prensa Sindical Internacional.
---

BUENOS AIRES, 9(PSI).- "TODAS LAS RECETAS LAS COMPRAMOS
AFUERA". (Entrevista a Jorge Enea Spilimbergo por Lilian Katzelis).

Una tarde cualquiera de marzo, bajo un cielo plomizo, en algún recodo
sureño de Buenos Aires, conversé con un agudo observador del devenir
histórico de nuestro país: Jorge Enea Spilimbergo.

Analizando el mapa político actual, donde cada vez hay más actores
diversificados, con un gobierno débil, un Estado menorizado, con
crecientes masas excluidas y banderas vacantes, Spilimbergo cree que
hablar de la declinación del concepto Estado-nación es peligroso
porque esto da a entender que el Estado-nación está superado. "El
problema -dice- es que esta concepción es combatida por las
multinacionales y otros mecanismos supranacionales; sin embargo, éstos
no anulan el Estado-nación de los países prósperos. Lo que hay es una
tentativa de anular la defensa de los países de la periferia".

Ausencia de dirigentes.
Spilimbergo agrega con una marcada preocupación: "En nuestro país se
da una desprotección fenomenal, porque el sistema de establishment
político ha comprado la receta de afuera; tanto el radicalismo y el
Frepaso en la Alianza, como el menemismo o las otras variantes del
Partido Justicialista. Estamos frente a una especie de acefalía en las
cúpulas, por eso hoy más que nunca es necesario reconstruir un eje de
referencia que no sea una variante más de lo mismo".

Para Spilimbergo, los desafíos que se plantan ante la actual situación
de descalabro político y social provienen de la lucha y la resistencia
activa: "Hay una resistencia en el sector sindical combativo sobre
temas económicos, pero todavía no alcanza a ser una proyección
política, que además sea capaz de integrar a toda la Nación".

Perdiendo su mirada en los atajos del pasado y haciendo referencia a
los proyectos de poder centralizados en Buenos Aires como tentativa de
fractura con los principales centros del interior, Spilimbergo señala
que "el problema no es la radicación del centro neurálgico de poder,
sino el contenido de la política. En la Argentina de 1820, por
ejemplo, el Tratado del Cuadrilátero fue expresado principalmente a
las provincias del litoral, que tenían coincidencias y divergencias
con Buenos Aires puerto y con el interior mediterráneo. Más tarde, la
generación del 80 intentó construir el Estado nacional o consolidarlo,
pero en un momento de gran ofensiva del imperialismo británico. Es
decir, los planteos que podían tener aspectos progresistas quedaban
limitados por la invasión del capital inglés. Se hizo lo que se pudo".

En el transcurrir de la charla y tomando el presente por asalto,
Spilimbergo cree que hoy hay un cierto "federalismo defensivo", en el
que los gobernadores actúan como mediadores; "Vendrían a ser gestores
ante un poder central que marca las pautas", agrega.

-¿Son intermediarios con el poder central y a la vez representativos
de la gente?

-No. Son falsos influyentes

Sin pretender hacer futurología, pero analizando el signo de los
tiempos, nuestro entrevistado suspiró profundo, y comentó: "En cuanto
al porvenir de nuestro país, creo que va a haber una fuerte tendencia
hacia la rebelión popular. El problema es que esa rebelión pueda
encauzarse lo más orgánicamente posible, con un proyecto político. Si
fracasa el gobierno de Fernando de la Rúa, tampoco habrá política de
recambio, porque ¿quiénes tendrían que venir?, ¿los militares? Pienso
que no están disponibles; porque, en última instancia y sin pretender
conmiserarme con ellos, también son víctimas de un sistema mediante el
cual son utilizados y exprimidos como un limón, y después los mandan
al muere. Por eso, lo importante es acumular fuerza y construir un
poder político popular, en base a la lucha social; porque no me caben
dudas de que vienen tiempos muy difíciles".






More information about the Marxism mailing list