(Eng and Sp) A new kind of Argentinean shame...

Les Schaffer schaffer at SPAMoptonline.net
Mon Apr 16 06:28:58 MDT 2001


[ from Nestor ]

Comrades and friends,

Once upon a time, when Argentina was still a country, we were very
proud of our public educational system. The system deserved many
criticisms, of course, since it had been the privileged transmission
belt of the colonized mind, but at the same time it had proved a
powerful social leveller and an outstanding mechanism of massive
instruction. Well or badly, the generations of new Argentineans which
came down from the ships between 1875 and 1925, were turned into such,
into Argentineans, by this educational system.

Well funded, and well managed, one of the most striking features of
this system were the material structures, particularly the buildings
of the schools. Of course, there were many "escuelas rancho" (hut
schools) in the Inland country, particularly in rural areas (the
"rural teacher" has always been an institution in Argentina). But
there was a great effort in school building, an effort which dated
back to the 1880s, and which reached its highest peaks during the
1945- 1955 years. It wasn't abandoned even after 1955, up to the
80s. Now, of course, the bulk of new school building is left, as
anything else, to private hands

What was progressively abandoned, however, was the basic proposition
that schools had to be safe, sane, clean and clear. Both during
construction of new schools in the public sector and during
re-constructions (mainly consisting in efforts at cramming 200
children in a space conceived for just 150), the contractors and the
architects mocked these principles. Thus, today we have unsafe (and
sickness-promoting) schools.

Some figures follow, provided, please take note, by a _private_
source, the despicable chamber of "Aseguradoras de riesgos del
trabajo" (Labor risk insurance companies) which replaced the legal
system of labor losses. Please take into account that these companies
are always _for_ the owner, never for the worker, and they don't
attend accidents suffered by children, either.

Nor educational bad performances due to malnutrition.

------- Forwarded message follows -------
From:                   Gorojovsky <Gorojovsky at arnet.com.ar>
To:                     @INTRAPIN.PML
Subject:                Las aulas deben ser claras y limpias...
Send reply to:          gorojovsky at arnet.com.ar
Date sent:              Mon, 16 Apr 2001 09:09:10 -0300

Sin palabras. La arquitectura escolar argentina, alguna vez un motivo
de orgullo, parece dirigida por enemigos de los docentes y los
chicos...


BUENOS AIRES, 16(PSI).- MÁS DE 4.500 ACCIDENTES
LABORALES OCURREN EN ESCUELAS DEL PAÍS
Según datos que maneja la Unión de Aseguradoras de riesgos de Trabajo
(UART), cada año ocurren más de 4.500 accidentes laborales en las
escuelas argentinas. De esos, el año pasado, 1.985 ocurrieron en
establecimientos educativos de la provincia de Buenos Aires. El
informe de la entidad que nuclea a las ART también especifica que un 4
por ciento del total de los accidentes (cerca de 200 al año) tiene
consecuencias graves o mortales para los trabajadores del ámbito
educativo. "La mayoría de los accidentes se genera por caídas a nivel,
golpes contra objetos y esfuerzos físicos", indica el estudio. En esa
línea, los accidentes más comunes en los colegios son "las
contusiones, torceduras, esguinces y heridas cortantes".

Durante el año pasado subió el número de accidentes en los
colegios. Se registraron 4.610 contra los 4.519 de 1999. Mientras
tanto, los números de la UART también asignan un crecimiento en la
provincia de Buenos Aires: en 1998 hubo 1.712 accidentes; 1.900 en
1999, y 1.985 el año anterior.

También se apunta la alta incidencia en el sistema de riesgos de
trabajo de los accidentes en tránsito. Aquí se destaca la situación de
los maestros y profesores que trabajan en varios establecimientos: "el
múltiple empleo lleva a que durante la jornada laboral el docente está
obligado a recorrer las distancias que separa las escuelas en autos,
motos o bicicletas asumiendo los riesgos que esto implica".

La UART alerta que "la posibilidad de sufrir un accidente no sólo
existe para los afiliados a una determinada ART. También afecta a los
estudiantes que comparten durante una gran cantidad de horas el mismo
ambiente". Por eso enfocan la atención en la prevención: "debe
entenderse que la tarea de evitar riesgos no sólo le corresponde a las
autoridades sino a toda la comunidad educativa".

En este sentido aconsejan tomar una serie de recaudos en el ambiente
educativo. Entre otras medidas recomiendan señalizar la calle de
acceso a la escuela con carteles indicativos, las entradas deben
contar con accesos independientes para escolares y vehículos,
señalización y vallado de pozos y zanjas. Los transportes de escolares
deben estacionar sobre la mano derecha de la calzada. En los patios no
tienen que existir plantas peligrosas (ruda, cactus), cuerpos extraños
punzantes, aristas, tacos o dados de hormigón en el piso.

También hay que revisar periódicamente los juegos mecánicos. Además se
recomienda colocar mangueras hidrantes en el edificio y matafuegos.
Las escaleras deben contar con barandas de 90 centímetros de alto y en
el exterior tener una rejilla de seguridad. En las aulas, las puertas
deben abrir hacia adentro y los cables eléctricos deben ser tendidos
por conductos empotrados. Las puertas deben tener un sector
transparente, las ventanas deben estar altas y en las bibliotecas las
estanterías deben estar en lugares altos y asegurados.- XXX

------- End of forwarded message -------

Néstor Miguel Gorojovsky
gorojovsky at arnet.com.ar







More information about the Marxism mailing list