(Eng and Sp) The criticisms of Hugo Chávez to Quebec, plus more

Les Schaffer schaffer at SPAMoptonline.net
Mon Apr 23 14:54:59 MDT 2001


[ from Nestor ]

[From "El Universal" at Caracas, April 23, 2001. My translation, NG]

Chávez signed the Quebec declaration with reservations.

The president of the republic, Hugo Chávez Frías, signed with
reservations the final document of the Summit of the Americas. The
reservations bear on two points contained in the text, which refer to
the adhesion of the term "participative", besides of the adjective
"representative", to the concept of "democracy", and also to the date
at which the FTAA would enter in force.

As regards the first reservation, the Venezuelan President explained
that "representative democracy" is not a relevant formula, since it
has been a trap for some countries, such as Venezuela, where it
generated violence such as the "sacudón" (I believe he refers to the
repression of Caracas workers by Pérez, NG) and military rebellion,
thus he believes that it should not exist since it contains "hideous"
aspects and "can even sow lack of confidence".

Chávez added that the Venezuelan representative democracy, which
lasted between 1958 and 1998, "transformed a people that lives on oil,
gold, fertile land with water everywhere, in a nation with an 80% of
poverty"

*****************************************************************

Only Venezuela stood against mixing trade and liberties in Quebec

By Pedro Rodríguez, Washington.

The 34 highest leaders of the American continent decided in Quebec
yesterday to establish a formal link between the benefits of future
hemispheric free trade and respect to democracy. In spite of the
lonely opposition of Venezuela, the so called "democratic clause"
pushed in by Canada won in the III Americas Summit.

The political leaders of the Americas have closed their meeting in the
fortress that dominates Quebec city (under siege, up to the end, by
the anti- globalization forces, but with a military history that goes
back to the Anglo- French wars of the 17th. and 18th. Centuries)
pledging to a future of free trade without authoritarian cracks.

With this victory for the principle known as the "democratic clause",
those governments in the American continent who would break away from
the democratic path risk to lose the benefits of the proposed FTAA in
the future, as well as the economic assistance of the Interamerican
Development Bank.

[My comment: then, the best thing for any Latin American or Caribbean
government would be to formally reject democracy! NG]

A Maoist cadet

This proposition, proposed to the Summit by the Canadian hosts, met
criticisms only from Venezuela, the President of which, Hugo Chávez,
has had no hesitation in recently declaring that since his times as a
cadet in the Military Academy he has been an ardent Maoist.

Although the Venezuelan government has signed the final declaration at
Quebec, Chavez wanted to state his suspicions as to the eventuality of
future economic sanctions against authoritarian regimes in the
continent. According to this military, former coup leader ["ex militar
golpista", a tenet that is permanently hammered in by sepoy
journalists when they mention Chávez, NG], "the true menace against
democracy in any country is unequality and misery".

The final declaration at Quebec, nonetheless, warns that "keeping and
strengthening the institutions [el Estado de Derecho] and a strict
obedience to the democratic system" are not only a shared compromise,
but an "essential condition for our presence in this summit and
subsequent ones".

***************************************************************************
[PORTION IN SPANISH ]

MERCADO DE VALORES

Los Gobiernos del continente americano también se han comprometido a
elaborar en la próxima asamblea de la Organización de Estados
Americanos una "Carta Democrático Interamericana", para poner al día
respuestas adecuadas a situaciones al límite de la legalidad, como las
vividas por Perú durante la era Fujimori.

Venezuela ‹cuyos recientes devaneos con Cuba, Irán o Irak no dejan de
molestar y preocupar a Estados Unidos‹ también ha dejado clara su
falta de entusiasmo hacia el ALCA. De esta forma, Hugo Chávez ha
coreado la desconfianza que en Brasil genera este ambicioso pacto de
libre comercio que eventualmente cubrirá a 800 millones de personas.

De hecho, el presidente brasileño, Fernando Henrique Cardoso, se ha
opuesto a una posible aceleración de este proceso de integración
hemisférica para antes del 2005.

La próxima Cumbre de las Américas, que tendrá lugar en el año 2003 en
Buenos Aires, deberá emplearse a fondo para hacer realidad las
ambiciones trazadas en esta Tercera Cumbre que acaba de concluir en
Quebec. Por el momento, la declaración final aprobada ayer tiene el
valor de un pistoletazo de salida con el compromiso de que "las
negociaciones del acuerdo ALCA concluyan, a más tardar, en enero del
2005, para tratar de lograr su entrada en vigor lo antes posible y no
más allá de diciembre del 2005".

COMERCIO SIN SUBSIDIOS

Un acuerdo sobre un mercado valorado en unos 13 billones de dólares
anuales ‹casi el doble del que posee la Unión Europea‹ que, según la
declaración final de Quebec, debe ser "equilibrado, comprensivo y
congruente con las reglas y disciplinas de la Organización Mundial del
Comercio".

De acuerdo con el nuevo consenso político reflejado en la declaración
de Quebec, "el libre comercio, sin subsidios ni prácticas desleales,
acompañado de flujos crecientes de inversión productiva y de una mayor
integración económica, favorecerá la prosperidad regional, permitiendo
elevar los niveles de vida, mejorar las condiciones laborales de los
pueblos de las Américas y mejorar el medio ambiente". Otra cosa, es
que los manifestantes antiglobalización se lo crean.

UN DECORADO NO TAN PACIFISTA

Hasta los últimos momentos de la cumbre, la policía canadiense ha
tenido que lidiar con unos 30.000 manifestantes, filas compuestas por
una mayoría de pacíficos activistas pero que también han albergado una
organizada minoría con ganas de violencia.

Para evitar roturas del perímetro de seguridad, los policías
antidisturbios canadienses ‹con más de treinta heridos entre sus
filas‹ se han empleado mucho más a fondo con el uso de cargas
preventivas, balas de goma, cañones de agua, granadas de gas y casi
medio millar de detenciones.

Domingo, 22 de abril de 2001

CUMBRE DE LAS AMÉRICAS

La sombra de Fidel Castro planea sobre Quebec

J. V.  | Quebec

El nombramiento del militante anticastrista Otto Reich para el puesto
de secretario de Estado adjunto para el hemisferio occidental y la
posible plena aplicación de la ley Helms-Burton a partir del próximo
verano ensombrecen las buenas intenciones panamericanas de George
Bush. Estados Unidos tendrá problemas con México, Canadá y Venezuela,
entre otros, si Bush adopta la más rancia mano dura con la Cuba de
Castro.

Presente en los cónclaves iberoamericanos o ausente en éste de Quebec,
Castro es siempre protagonista de las reuniones hemisféricas. Cuando
los 34 líderes reunidos en Quebec mencionaban ayer la 'cláusula
democrática' como requisito imprescindible para participar en la
todavía imaginaria Área de Libre Comercio de las Américas (ALCA), se
referían a cualquier posible Gobierno caudillista o militar que pueda
emerger en el continente.

Pero todos pensaban en Cuba.

Cuba es el único país americano ausente en Quebec.

Pero eso no impidió a Castro dar su doctrina el pasado lunes, con
motivo del 40º aniversario de su victoria en bahía Cochinos. Según el
líder cubano, EE UU pretende en Quebec 'adelantar el festín', acelerar
el proceso para extender el dominio de sus multinacionales por todo el
continente, pero los pueblos de América Latina y el Caribe 'pueden ser
devorados, pero no digeridos; escaparán más tarde o más temprano del
vientre de la ballena'. Esta retórica preocupa poco a Bush. Aquí pesan
más las protestas de Canadá por las trabas que sigue imponiendo EE UU
a sus productos o la voluntad brasileña de no apresurar el nacimiento
del ALCA.

Ahora bien, Cuba, de modo indirecto, puede terminar aguando el festín
del panamericanismo. Y es que Bush deberá decidir en junio si mantiene
o no la actitud de Bill Clinton, que año tras año se negaba a hacer
entrar en vigor el título tercero de la ley Helms-Burton, el más
comprometido, ya que obligaría a EE UU a aplicar duras sanciones
contra las empresas que hacen negocios en Cuba.

Las fuentes de la Casa Blanca consultadas por EL PAÍS confirman la
existencia de un vivo debate en el Gobierno de Bush sobre este
asunto. Sectores del Consejo Nacional de Seguridad advierten al
presidente de que si no mantiene la política de Clinton se enfrentará
no sólo a la UE, sino a países americanos como México o Canadá, con
los que pretende liderar el proceso del ALCA.

Pero en sentido contrario presionan los halcones republicanos próximos
a la Fundación Nacional Cubano-Americana, que, además de los
habituales legisladores Jesse Helms y Lincoln Díaz-Balart, cuentan con
una figura de peso en el seno del Gobierno: Otto Reich, secretario de
Estado adjunto para Asuntos Latinoamericanos. Reich aún no ha sido
confirmado por el Senado.

Muchas cancillerías latinoamericanas, consideran su nombramiento como
una 'provocación gratuita'. Reich es un exiliado cubano. Escapó de la
isla en 1960 e hizo carrera en EE UU. En los años ochenta, con Reagan,
fue el jefe de una controvertida oficina de manipulación informativa
contra los sandinistas nicaragüenses.

En los noventa impulsó la ley Helms-Burton.

Desde 1996, y hasta ahora, Reich hizo lobby en Washington a favor de
la empresa alcoholera de exiliados cubanos Bacardí. Según The
Washington Post, ingresó 600.000 dólares por ese trabajo.

Con el nombramiento de Reich, Bush agradeció el apoyo mayoritario que
le prestó el exilio cubano de Florida en las elecciones
presidenciales, un apoyo que se reveló decisivo.


Néstor Miguel Gorojovsky
gorojovsky at arnet.com.ar







More information about the Marxism mailing list