Llamamiento fundacional de la Corriente para la Victoria Popular, Part II

Nestor Miguel Gorojovsky gorojovsky at arnet.com.ar
Tue Dec 11 16:44:07 MST 2001


III- NUESTRA VIDA COTIDIANA

El neoliberalismo, como ideología que sustenta las relaciones 
de producción capitalistas,  ha calado hondamente en la vida 
cotidiana de los sujetos. La hegemonía del neoliberalismo en 
los países latinoamericanos se basa en el privilegio del 
capital privado, el cambio de rol que asume el Estado, 
achicando el gasto público y desmantelando las Instituciones 
de Bienestar; como así también en la consolidación del mercado 
como único espacio regulador de las relaciones sociales.
En este escenario el Estado deja de garantizar los derechos 
sociales básicos, tanto en el campo de la educación, la salud 
y la seguridad social, permitiendo al capital privado la 
acumulación de riqueza a costa de estos espacios, 
convirtiéndolos en mercancías.
La excusa que establece las clases dominantes nativas, 
asociadas a los intereses de los grandes grupos económicos 
trasnacionales, es la ineficiencia y el gasto indiscriminado 
del ámbito público, lo que llevó a las privatizaciones de las 
empresas nacionales y al proceso de ajuste presupuestario 
permanente, solo posible dentro de las leyes que han servido 
como marco de legitimación. Tal es el caso de la decisión 
política que ha entregado el sistema previsional argentino a 
manos de empresas, que acumulan cifras exorbitantes y se 
convierten además en acreedores de la deuda externa.
En el campo de la educación, se han seguido las recetas del 
Banco Mundial profundizando el proceso de desfinanciación, 
tanto con la transferencia de las instituciones educativas de 
la Nación a las provincias, sin los respectivos fondos para su 
normal funcionamiento, como con la sanción de la Ley Federal 
de Educación, que da la posibilidad, con el argumento de la 
autonomía, de la injerencia de las empresas privadas en las 
políticas educativas y en los mecanismos de financiación 
(arancelamiento) de las instituciones educativas en sus tres 
niveles. 
La salud no es ajena a estas transformaciones propiciadas 
desde los organismos de crédito internacionales. El 
achicamiento del Estado que rompe con la lógica de 
universalidad de derechos sociales, focaliza el sistema de 
salud pública únicamente hacia los sectores más pobres, siendo 
limitadas las posibilidades reales de asistencia hasta para 
estos sectores.
Esta focalización no pretende garantizar los recursos para los 
sectores populares con una mayor justicia, sino que busca 
optimizar las indignas partidas presupuestarias que el Estado 
asigna, con el objetivo de paliar las situaciones más 
apremiantes, sin constituir derechos sociales.
Reflexionar sobre lo social conlleva a pensar en el aquí y 
ahora  de la sociedad argentina, con su historia política y 
económica. Y con su presente democrático: las condiciones de 
vida (salud, trabajo, educación, vivienda) en que vive el 
pueblo.
 Todo lo expuesto hasta el momento indica que hablar de la 
situación social en el contexto de neoliberalismo es hablar 
del crecimiento de la pobreza. Los efectos de las políticas 
neoliberales y de la desigualdad resultante, implican, sobre 
todo para los países del Sur, mayor empobrecimiento.
  En Argentina según las cifras del Indec, el 20% más rico de 
la población tiene  el 53,2% del ingreso nacional y el 20% más 
pobre el 4,2%.   Extendiendo estos datos a América Latina, 
considerada como la región más desigual del mundo el 5 % de la 
población más rica recibe el 25 % del ingreso, mientras que el 
30 % más pobre de los latinoamericanos recibe el 7,5 %. El 
resultado final es eliminar la economía para acabar con la 
inflación, como en Haití, generando tasas de desocupación 
abierta del 68%, como en El Salvador.  
Se trata de un proceso que se vincula con el retroceso 
productivo  y la eliminación de los mecanismos que decidían la 
distribución de la riqueza. Los resultados de esto son por 
consiguiente una fuerte reducción de los salarios y de la 
capacidad de generar empleo.
 Se visualiza así  que la pobreza deja de ser un problema de 
justicia social, una “disfunción del modelo”, para 
convertirse en parte estructurante, insuperable del mismo.
 En la Argentina(datos del Indec de 1999) hay 13,4 millones de 
personas pobres, lo que representa el 36 % de la población 
total. Se estima que en ese año hubo 4.120.000 personas 
pobres, mas que en 1.994. 
Del total de pobres unos 3, 2 millones están en la indigencia, 
es decir, no acceden a una canasta mínima valuada en $ 70 por 
persona adulta.
Casi 5 millones de personas, el 35,9 % de hogares pobres, 
están en calles de tierra, sin veredas ni desagües, sumándose 
a esto que casi 7 millones de personas  viven sin gas natural 
y cerca de 2,5 millones sin agua corriente. El 40 % de las 
viviendas argentinas son deficientes.
 Unos 4, 5 millones de chicos menores de 14 años, el 45 % de 
la población infantil, vive en los hogares más pobres cuyo 
ingreso mensual promedio es de  $ 355. Casi 2,9 millones de 
jubilados(el 85 % del total) cobra menos de  $ 250 por mes y 
está muy lejos de cubrir la canasta básica. 
A pesar de los avances tecnológicos que suponen una mejora en 
la calidad de vida de la población, paradójicamente grandes 
sectores de nuestro pueblo se encuentran con un alto deterioro 
de sus condiciones de vida.
 El trabajo tiene un valor central en nuestra cultura. En la 
vida cotidiana de las personas, en su relación con los otros, 
la valorización a éstos, la autoestima, la visualización de 
proyectos tiene una estrecha vinculación a la posibilidad de 
tener trabajo.
El altísimo desempleo y la disminución de los salarios son las 
más evidentes consecuencias de la política neoliberal en el 
mundo del trabajo. Muy conocido es el espectacular aumento de 
la tasa de desempleo (en el período 1.991-1.998) que partiendo 
del 6 % alcanza un pico de 17,45 % en 1.996, para llegar en 
1.998  al 12,4 %. Este valor no constituye una medida válida 
final ya que en octubre de 1.999 fue de un16 %.
 La ofensiva neoliberal se orienta también  a atacar a los 
trabajadores en aspectos fundamentales de sus conquistas: 
supresión de los derechos laborales y desarticulación de las 
formas organizativas de los trabajadores. Detrás de la 
implementación de estrategias que apuntan a la modernización, 
flexibilización, reconversión laboral se logra recuperar la 
tasa de ganancia y establecer una nueva relación con el 
trabajo.
 Resulta evidente que, en esta situación, se cristaliza una 
novedosa relación entre Capital y trabajo que tiende a avanzar 
sobre los derechos adquiridos de los trabajadores, 
concretándose en la precarización del empleo, en la 
flexibilización de las condiciones laborales y en la 
intensificación del trabajo. Los neoliberales plantean que el 
empleo debe regresar al ámbito de la responsabilidad 
individual. No solamente la empresa, sino también el Estado, 
deben ignorar los reclamos de la responsabilidad social por 
los trabajadores, al mismo tiempo que la sociedad debe aceptar 
que habrá individuos laboralmente exitosos y otros, que 
fracasarán porque el sistema mundial no los necesita. ¿De qué 
dependerá el éxito o el fracaso? De la capacidad   individual 
para afrontar estos problemas


IV- REANUDANDO LA MARCHA

El neoliberalismo ha instaurado un pensamiento único, 
cristalizado como natural e inmutable, cuando sabemos que el 
pensamiento es una construcción social, desarrollado por la 
voluntad de sujetos colectivos organizados. Justamente esta 
significación uniforme ha intentado aniquilar a los sujetos 
colectivos, quebrando el tejido social y a las organizaciones 
de lucha popular. 
Nos quieren quitar la posibilidad de pensar políticamente y de 
ser actores protagonistas de una construcción 
contrahegemónica. El desafío es comenzar a articular las 
organizaciones con el objetivo de que la política sea un campo 
de discusión y acción consustanciado con la cotidianeidad de 
la vida, y deje de ser privativo de los aquellos dados en 
llamar “la clase política”. Debemos destruir este concepto 
que sigue escindiendo lo social de lo político, y que 
encapsula la discusión del poder en los sectores dominantes.
Los medios de comunicación masivos son una herramienta 
cooptada por el imperialismo y los intereses del gran capital 
internacional, para forjar subjetividades funcionales al 
modelo de dominación establecido.
La lucha cultural se centra entonces en la construcción de una 
nueva subjetividad colectiva que pueda reconquistar la 
política para el pueblo y que logre constituir, desde nuevas 
relaciones de poder, una sociedad justa y libre.
Para ello, nos sustenta la lucha de aquellas organizaciones 
barriales, sociales y políticas, de los sindicatos que no se 
alejan de sus bases, de los campesinos que siguen peleando por 
la tierra de la que han sido desalojados, del movimiento de 
desocupados que instaura nuevas formas de lucha y nuevas 
lógicas de construcción de poder popular, y de todos aquellos 
que, de una forma u otra, no se resignan a ser dominados y 
creen que la transformación social es indispensable. 

Desde la Corriente para la Victoria Popular postulamos.

? Lucha que incluye y supera el voto y los resquicios de la 
democracia formal, porque toda forma de organización 
popular auténtica (la huelga, la movilización, el piquete, 
la consulta popular) es válida, en tanto y en cuanto 
prescinda “de las vanguardias iluminadas” y tenga una 
dirección política clara.

? Lucha para elevar a la juventud por encima de la mera 
reivindicación sectorial, del espejismo de una isla 
autárquica en medio de un país que se hunde, del 
individualismo, de la cultura de la autoayuda y el falso 
psicologismo y misticismo.

Angel Alloatti, Carlos Esteban Sueyro (kito), Guillermo 
Martín Gómez, Rolando Horquera (Centro Cultural “El Surco”)
Néstor GorOJovsky, Raúl Brunel, Lucía Dávila, Eduardo 
Moreira, Raimundo, Cristina, Diego (Centro de Estudios 
Nacionales Arturo Jauretche)
Andrés Antón, Lorena Vasquez, Mariana Vattuone, Gustavo 
Contrera, Pablo López Fiorito, Rubén Rosmarino, Silvio 
Zuzulich, Sebastián Brunengo (Agrupación Aukache) 
     
  Por la reconquista de la Patria Grande.


~~~~~~~
PLEASE clip all extraneous text before replying to a message.



More information about the Marxism mailing list