El relato de un argentino anónimo

Gorojovsky Gorojovsky at arnet.com.ar
Sat Dec 22 13:50:30 MST 2001


Rolando Klasman describe muy bien:

Sin dudas la noche del cacerolazo hara historia. Estuvo precedida por
dias y dias de cortes de rutas, piquetes y huelgas de trabajadores y
desocupados.
.

Luego cuando se secaron los cajeros automaticos y se obligo a
bancarizar a los jardineros, plomeros, albañiles, empleados,
lavaplatos, sicologos, maestras particulares y no hubo mas papel
moneda, comenzaron a hacerse piquetes de pequeños comerciantes en la calle 
Warnes, en Cabildo, en Nuñez y otras.

Se colmo la paciencia de grandes multitudes que vieron como se
extinguio el paradigmatico mercado interno. No hubo mas a quien
vender, el dinero se esfumo y quedaban las cuentas de la luz, el
telefono, las expensas, los alquileres y otras sin poder pagarse.
Muchos comerciantes tenian apilados montones de cheques inservibles.

Empinadisimos personajes hablaron de que "o se ponian la soga o la
gente se las iba a colocar en poco tiempo". 

Hace un mes atras, una señora con sus tres hijos fue procesada por
interrumpir el paso del ferrocarril con intencion suicida porque decia
que no  tenia mas nada que perder. 

Ahora, luego de escuchar el anuncio del estado de sitio, en vez de
sentirse amilanados, esperaron algunos minutos para unirse en un
ruidoso cacerolazo desde las puertas y balcones de las casas de la
ciudad de Buenos Aires. Minutos mas tarde, quienes estaban en sus
casas, comenzaron a juntarse en las calles prosiguiendo con este
desafiante ruido opuesto a la declaracion de que se habian suspendido
las garantias constitucionales.

Como cuentas de un collar, la gente se escurria hacia las avenidas
donde cerca de la medianoche y con las ropas que se usan cuando se
pasea el perro o se mira la TV, confluyeron mirandose con asombro por
la cantidad que eran. 

La audacia es un borbollon que sale cuando se siente que "estan
jugados" y "asi no podemos mas".

Por muchas esquinas las calles estaban atravesadas con improvisadas
barricadas de bolsas de desperdicios a las que mas tarde se les vio
incendiarse. Los taxistas vieron desbaratadas sus posibilidades de
trabajar pues las vias rapidas estaban interrumpidas.

Asi, por la avendida Rivadavia se vio marchar de Oeste a Este
multitudes a pie y de contramano. No habia vehiculos que viniesen en
sentido contrario.

La gente se daba coraje al llegar a cada interseccion para seguir
avanzando.

El palacio del Congreso se vio cubierto de gente en sus escalinatas,
media plaza estaba con gente que a esa altura habia comprobado que
tantos golpes asi sea con una cuchara, habian terminado con la
integridad de ollas de aluminio y tambien con las de acero.

Algunos regresaban y entregaban a los que proseguian hacia la Plaza de Mayo sus 
instrumentos de cocina. La Avenida de Mayo se colmo y al llegar a la Av. Nueve 
de julio, habia mas de dos personas por metro cuadrado en la calzada. 

Pasada la medianoche, habia estado de sitio y familias enteras
desafiantes, con sus cochecitos para bebes, en pantalones cortos los
maridos, se iban acercando hacia la Casa Rosada.

Se desparramo desde los celulares que el ministro tan odiado, habia
renunciado. El rio de gente, queria llegar a la plaza mas citada en la
historia. Internamente tenian otro proposito. Las descargas de gases
lacrimogenos hicieron que varias veces oleadas de gente empujaran al
resto hacia donde habian venido. Las calles paralelas y transversales
eran testigos de idas y venidas y de busquedas de accesos altenativos.

Despues de la 1.30 hs am mucha gente habia emprendido el regreso.
Cronica TV tuvo varios moviles que dieron testimonios de las refriegas
posteriores y lo que ocurrio durante el dia jueves.

Lo que no pudieron hacer un monton de politicos a lo largo de meses,
lo allano la muchedumbre en horas. 

RK


~~~~~~~
PLEASE clip all extraneous text before replying to a message.



More information about the Marxism mailing list