(Spa) WSJ's crocodile tears

Gorojovsky Gorojovsky at arnet.com.ar
Fri Dec 28 17:18:27 MST 2001


THE  WALL STREET JOURNAL
Viernes, 28 de diciembre de 2001 

AGENCIA REUTERS

La nueva moneda argentina
comenzará a circular en 15 días


En algunas casas de cambio de Buenos Aires el peso se vendía el jueves con una
depreciación del 28,6%

BUENOS AIRES - El gobierno argentino comenzará a pagar sueldos públicos desde
enero con una nueva moneda que viene a quebrar el régimen de cambio fijo que
regula la vida económica del país desde 1991, mientras admite que busca que los
''argentinos" sean los únicos billetes en la plaza.

Una alta fuente del Palacio de Gobierno admitió bajo condición de anonimato que
buscan que la nueva moneda, que flotará libremente respecto del dólar, sea la
primera y única moneda que circule en el país.

Actualmente, el circulante en pesos argentinos asciende a 10.500 millones de
pesos (dólares), aunque el gobierno aún se niega a anunciar qué monto de
"argentinos" emitirá. 

El peso argentino está atado a la par al dólar desde 1991, dentro de un rígido
sistema cambiario que algunos analistas culpan del estancamiento económico
argentino que ya lleva más de tres años, dado que los precios de la producción
argentina se elevaron junto con la revaluación del dólar.

El secretario Legal y Técnico de la Presidencia, Luis Luquiños, dijo que en 15
días la nueva moneda ya estará en circulación."Estamos hablando de 15 días.
Estamos hablando de mediados de enero'', dijo.

El funcionario agregó que el proyecto de ley para crear la moneda será remitido
al Congreso -controlado por el oficialista peronismo- a más tardar el viernes,
con lo que podría ser debatido el lunes.

Los analistas esperan que la nueva moneda se devalúe apenas pise la calle,
mientras que los ahorristas que quieran recuperar sus depósitos bancarios, que
ahora están semicongelados en los bancos  tras una restricciones financieras que
se aplicaron para frenar una fuga de  depósitos,  deberán aceptar  recibir
"argentinos".

El estancamiento de la economía desde 1998 generó un proceso deflacionario que
dejó sin rentabilidad a casi todos los sectores productivos.

Pero tras el anuncio de la creación del "argentino", muchos comerciantes 
comenzaron a tomar medidas previendo una devaluación de esa moneda y remarcaron
sus precios, un fenómeno que no se veía en Argentina desde 1990 

Pero según, David Expósito, nuevo presidente del estatal Banco Nación, la nueva
moneda no producirá inflación.

"Argentina puede absorber una magnitud de emisión de moneda para transacciones
mucho antes de que esa moneda vaya a presionar el nivel de precios o el tipo de
cambio", aseguró a una radio.

El funcionario agregó que entre "quienes demandan moneda, las familias y las
empresas, hay una elevada demanda para transacciones, no para comprar divisas".

Depreciación del peso

Por ley el valor del peso es un dólar, pero en algunas casas de cambio de 
Buenos Aires el peso se vendía el jueves con una depreciación del 28,6% ante el
dólar. 

Pese a que no está permitida la existencia de un mercado paralelo y sorteando
los obstáculos de un feriado cambiario que comenzó el viernes pasado, los
argentinos compraban dólar en algunas casas de cambio del centro de Buenos Aires
a 1,40 pesos, comentaron  operadores.

"El dólar paralelo está operado en niveles de 1,40 pesos, no hay una punta
vendedora firme, pero todo se consigue", dijo un cambista que pidió no ser
identificado.

Según la fuente, los pequeños ahorristas son los primeros que buscan 
desprenderse de sus pesos, a pesar de que no cuentan con gran cantidad de 
moneda en sus bolsillos, debido a que una restricción bancaria impuesta para
frenar una fuga de fondos apenas les permite retirar parte de sus salarios en
efectivo.

"Los que están comprando billetes son particulares, las empresas no pueden
porque les es muy difícil blanquear una compra en negro", explicó otro cambista
que opera en la capital argentina.

Apenas asumió el domingo, el presidente interino de Argentina, el peronista
Adolfo Rodríguez Saá, anunció que emitirá una nueva moneda que flotará
libremente y que el gobierno busca imponer dentro del país para su uso
cotidiano.

En un principio, el Estado pagará parte de los salarios de los empleados 
públicos con la nueva moneda y el resto en pesos, una moneda que está atada por
ley con el dólar desde 1991 en una relación uno a uno.

Pero, mientras desde el gobierno se intenta hacer aparecer a la nueva moneda
como un factor que no cambiará la vida de los consumidores, en la Secretaría de
Hacienda no esconden que el objetivo final es que el argentino reemplace al
sobrevaluado peso.

El miércoles, el secretario de Hacienda, Rodolfo Frigeri, dijo sin vuelta que el
objetivo es abandonar "ordenadamente'' el régimen de cambio fijo.

Endeudados  en dólares, los consumidores argentinos temen que una devaluación
los deje en la bancarrota.
------- End of forwarded message -------

Néstor Miguel Gorojovsky
gorojovsky at arnet.com.ar

*****************************************************************************

Compañeros del exercito de los Andes. 

...La guerra se la tenemos de hacer del modo que podamos: 
sino tenemos dinero, carne y un pedazo de tabaco no nos 
tiene de faltar: cuando se acaben los vestuarios, nos 
vestiremos con la bayetilla que nos trabajen nuestras mugeres, 
y sino andaremos en pelota como nuestros paisanos los indios: 
seamos libres, y lo demás no importa nada...

Jose de San Martín, 27 de julio de 1819.

*****************************************************************************

~~~~~~~
PLEASE clip all extraneous text before replying to a message.



More information about the Marxism mailing list