Protesta Contra La Nueva Ley de Inmigracion en Madrid

Tony Abdo aabdo at SPAMwebtv.net
Tue Mar 20 08:12:06 MST 2001


Lunes 19 de Marzo del 2001
Multitudinaria Protesta Contra la Ley de Inmigración en Madrid
Demandan "Papeles Para Todos" Miles de Indocumentados de Diversas
Nacionalidades

J.JAIME HERNANDEZ, corresponsal
MADRID, 18 de marzo.- Poco más de 10 mil manifestantes recorrieron las
calles de esta capital para protestar contra la Ley de Inmigración y
pedir "papeles para todos". La marcha de inmigrantes de diversas
nacionalidades coincidió con la amenaza de un selecto grupo de
escritores colombianos que, encabezados por el Premio Nobel Gabriel
García Márquez, han amenazado con no volver a pisar España en caso
de restablecerse un sistema discrecional de visados que ha ordenado la
Unión Europea (UE) contra Colombia.

El papel de España, como vigilante y cancerbero del sur europeo, se
saldaba de nueva cuenta con la comparecencia de un desesperado
ejército de inmigrantes que se han cansado de esperar la respuesta del
gobierno español para regularizar su situación en éste país.
Pero también, con el reclamo de uno de los más importantes grupos de
intelectuales y escritores de Colombia que se niegan a pasar por la
discriminación de la UE en general, y de España en particular, en
materia de inmigración y libre tránsito frente a las demás
naciones de América Latina.

A pesar de discurrir por distintos escenarios, la multitudinaria
manifestación de inmigrantes latinoamericanos, de Europa del este y el
Magreb y la encendida protesta de los escritores colombianos, han dejado
patente la supeditación de las relaciones y la vieja tradición de
solidaridad entre España y América Latina, a las directivas de
seguridad de la UE y a los recelos abonados por una larga lista de temas
y clichés.

En el caso de los "sin papeles", la tardanza y escasa efectividad en la
solución de los inmigrantes ecuatorianos, sólo ha repercutido
negativamente en el ánimo de un colectivo compuesto de diferentes
razas y culturas, que podrían alcanzar 250 mil personas en todo el
territorio, y que se niegan a permanecer fuera de la ley y con la
amenaza de una orden de expulsión en el corto plazo.

El reclamo de los inmigrantes -de origen marroquí, latinoamericano,
africano o de Europa del este- se vio hoy arropado por los
representantes de distintas organizaciones humanitarias y organizaciones
sindicales. La marcha discurrió en tono de reclamo, pero también
festivo, con la voz acompasada de miles de manifestantes entonando el
compás y la melodía de La Cucaracha mexicana y lanzando la siguiente
perorata:

"¡Los inmigrantes, los inmigrantes, ya no pueden trabajar, porque les
faltan, porque les faltan, looos papeeles deee Aznaaar..!"

La marcha de los "sin papeles" arrancó desde dos localidades en las
afueras de esta capital, Alcalá de Henares y Pinto. Al final del
trayecto, un portavoz de los inmigrantes se dio a la tarea de leer un
manifiesto que fue apoyado por los diferentes colectivos de inmigrantes,
así como una larga lista de organizaciones de izquierda:

"La ley de extranjería, lejos de int crar, excluye y margina y condena
a miles de personas a la muerte legal. Nos hemos erigido en un
movimiento social fuerte y vamos a defender nuestros derechos sociales y
políticos y a denunciar la complicidad del gobierno y la patronal para
mantenernos en la ilegalidad", aseguró el portavoz de un movimiento
que ya ha amenazado con la realización de nuevas marchas y plantones,
mientras no se de marcha atrás a la nueva Ley de Extranjería.

La indignación de los "sin papeles" se fundía hoy con el reclamo
lanzado desde América latina por un selecto grupo de escritores de
Colombia que, al igual que los ejércitos de "sin papeles", se niegan a
pasar por el aro de las directivas eurocomunitarias en materia de
seguridad, libre tránsito e inmigración.

En una carta publicada hoy por el diario El País -que los tiene como
ilustres colaboradores-, personalidades como Gabriel García Márquez,
Fernando Botero, Alvaro Mutis o William Ospina, rechazan todo intento
por establecer un sistema discrecional de visados que convertiría a
Colombia en un país bajo eterna sospecha de los controles aduanales,
de la vigilancia policial y en carnaza de la burocracia eurocomunitaria.

"Si nos atrevemos a hacerle un reclamo a esa gran nación que nos
enseñaron a considerar, con razón o sin ella, como nuestra Madre
Patria, es por el hondo convencimiento que no tenemos de no ser ajenos a
España", asegura este selecto grupo de intelectuales en carta abierta
dirigida al Presidente del gobierno, José María Aznar.

En la misiva, en alusión a la directiva de la UE que fue discutida el
pasado jueves en Bruselas, para colocar a los ciudadanos de Colombia en
la "lista negra" y obligarles al requerimiento de un visado especial,
hace una mención especial a la responsabilidad histórica y
generacional que atañe a España:

"Explíquenles a sus socios europeos que ustedes tienen con nosotros
una obligación y un compromiso históricos a los que no pueden dar la
espalda. La rueda de la riqueza de las naciones se parece a la rueda de
la fortuna; no es conveniente que en los días de opulencia se les
cierre en las narices la puerta a los parientes pobres. Quizá un día
nosotros (en ese riquísimo territorio donde ustedes y nosotros hemos
trabajado, sufrido y gozado) tengamos también que abrirles a los hijos
de España las puertas, como tantas veces ha ocurrido en el pasado".

Finalmente, todos ellos adelantan que "no volveremos a ella (España)
mientras se nos someta (a los colombianos) a la humillación de
presentar un permiso para poder visitar lo que nunca hemos considerado
ajeno..."
________________________________
MARTES ¤ 20 ¤ MARZO ¤ 2001
¤ Estamos obligados a tomar precauciones, justifica el ministro
español de Asuntos Exteriores
"Lamentable", que intelectuales colombianos no vuelvan a España
¤ El PSOE presentará un recurso de inconstitucionalidad contra la
nueva ley de inmigración
ARMANDO G. TEJEDA CORRESPONSAL

Madrid, 19 de marzo. El ministro español de Asuntos Exteriores, Josep
Piqué, lamentó hoy la decisión de un grupo de intelectuales
colombianos, encabezados por el premio Nobel de Literatura Grabriel
García Márquez, de no volver a España mientras se les exija visado
a sus compatriotas, y aseguró que espera que en el futuro "se revise"
esa exigencia, al tiempo que el opositor Partido Socialista Obrero
Español (PSOE), la principal fuerza opositora, anunció que
presentará un recurso de inconstitucionalidad ante la justicia contra
la nueva ley de inmigración.

Con esta decisión, los socialistas españoles se unen al rechazo
unánime que ha provocado la denominada Ley de Extranjería, una
iniciativa del gobierno conservador encabezado por José María Aznar,
en diversas organizaciones no gubernamentales, sindicatos y otros
partidos políticos, como la coalición Izquierda Unida, la tercera
fuerza del país.

El gobierno se limitó a señalar que no se modificará la citada
ley, que entró en vigor en enero y que permite la expulsión de los
inmigrantes indocumentados dentro de las 72 horas siguientes a su
detención y establece nuevas regulaciones para la admisión de
extranjeros.

A esta ley migratoria impulsada por el derechista Partido Popular, en el
poder, se sumó la decisión española de exigir visado a los
colombianos, medida que ya existe en otros países europeos.
Esta postura de "puertas cerradas" ya tuvo repercusiones destacables:
ayer mismo, un grupo de intelectuales colombianos encabezados por el
premio Nobel de Literatura Gabriel García Márquez advirtió a
José María Aznar que mientras persista la "humillación" y el
"despropósito" de cerrar las fronteras a los miles de migrantes
latinoamericanos que huyen de conflictos armados, de la pobreza extrema
y de la persecusión, no pisarán de nuevo la "Madre Patria".

Al respecto, el ministro Josep Piqué declaró este lunes desde
Bruselas que espera que se "revise en el futuro" la exigencia de visado
a los colombianos que quieran entrar a la Unión Europea, y recordó
que España defendió "la no necesidad del visado" hasta el último
momento, y se abstuvo en la última votación en el seno de la
Comisión Europea.

Dijo además que la decisión de los intelectuales es "legítima y
respetable", pero no toma en cuenta el hecho de que "Colombia está
pasando por una situación muy concreta que obliga a la comunidad
internacional a adoptar una serie de precauciones", en alusión al
narcotráfico.
En la misiva de la víspera, García Márquez y otros intelectuales
como Alvaro Mutis, Fernando Vallejo y el pintor y escultor Fernando
Botero dijeron que "con la diginidad que aprendimos de España, no
volveremos a ella mientras se nos someta a la humillación de presentar
un permiso para poder visitar lo que nunca hemos considerado ajeno".
Por su lado, el PSOE fundamentó su decisión de llevar la Ley de
Extranjería ante los tribunales por "la naturaleza inconstitucional de
algunos artículos", ya que esa legislación mutila derechos civiles
básicos a los migrantes sin papeles al eliminar sus derechos de crear
sindicatos, realizar huelgas, manifestarse o recibir asistencia
jurídica pública.

Al anunciar la decisión, el líder socialista, José Luis
Rodríuguez Zapatero, lamentó que el Tribunal Constitucional recién
resolverá la controversia "hasta dentro de seis u ocho años", por lo
que la situación actual de los migrantes sólo podrá variar si el
propio gobierno de Aznar rectifica y escucha a la sociedad civil.

Sin embargo, esta posibilidad es más bien remota tras lo dicho hoy
mismo por el ministro del Interior y vicepresidente primero del
gobierno, Mariano Rajoy, quien reiteró que el gobierno no cambiará
la normativa, y acusó al PSOE de tener un discurso "contradictorio" en
este tema.
Rajoy apeló a dos informes pedidos por el gobierno al Consejo de
Estado y al Consejo General del Poder Judicial para defender la supuesta
constitucionalidad de la nueva política migratoria del Estado
español.

Manuel Pimentel, ex ministro del Trabajo del primer gobierno de Aznar y
que dimitió precisamente por diferencias con el gobierno en esta
materia, afirmó hoy que "desgraciadamente" sus compañeros de partido
han "alentado sin duda ninguna el racismo", al promover una ley que
"sí tiene puntos inconstitucionales".

"Frases como que la inmigración será el problema de la España del
siglo XXI, que hicieron para justificar un cambio en la ley, lo que han
alentado han sido sentimientos de prevención contra este fenómeno en
la población. En sólo un año hemos creado un problema donde no lo
había y eso me parece una irresponsabilidad", dijo Pimentel, quien
fuera durante cuatro años el máximo responsable de migración del
gobierno español.

Urge solución a la marginalidad
Por su parte, el vocero de la Asociación de Trabajadores e Inmigrantes
Marroquíes en España (ATIME), Mustapha El Merbet, explicó a La
Jornada que presentar un recurso de inconstitucionalidad es una medida
necesaria, pero lo que apremia en estos momentos es resolver la
situación de "marginalidad y ausencia de derechos" en la que se
encuentran decenas de miles de personas.

"El problema no ha desaparecido: los inmigrantes marroquíes,
subsaharianos y latinoamericanos siguen viviendo en condiciones
infrahumanas en Murcia, Almeria, Andalucía, Barcelona, Madrid, etc.; y
el rechazo social que se convierte en la vida cotidiana en racismo y
xenofobia sigue extendiéndose, muchas veces propiciado por las propias
autoridades locales y nacionales", añadió.
Las estimaciones más conservadoras del propio gobierno sitúan en
más de130 mil a los migrantes sin regularizar ?una cifra que asciende
a 400 mil según las organizaciones de defensa de los migrantes?, la
mitad de ellos procedentes de Ecuador, Colombia, Perú, Republica
Dominicana y Bolivia.
_______________________________














More information about the Marxism mailing list