Kissinger sued for gen. Schneider's death

magellan magellan at west.com.br
Mon Sep 10 04:42:38 MDT 2001


The brutal killing of the Chilean general René Schneider, a legalist one,
by right-wing conspirators, who were driven by the CIA --the U.S. Central
Intelligence Agency, shocked  South America in 1970.   The leftist Allende
was about to become the new President of Chile.  Chile, Uruguay and
Venezuela by then were the democratic oasis in the continent and Peru was
having a curious experiment with a left-wing and tolerant military
dictatorship.  Colombia has always been a special case.  


Now the family of general Schneider is going to sue Henry Kissinger in both
the Chilean and US courts as liable for Schneider's death.   The family is
based upon recently declassified government documents  (see the news ahead).


The medical doctor Salvador Allende Gossens had been running for the
Chilean Presidency since 1952 being based upon a left-wing coalition
(Communists became legal only in 1958, though Nazis have always been
legal).   He obtained only 52,000 votes (5.5% of the valid ones) in the
elections on September, 4, 1952.   He could have been elected in 1958,
since he got 356,494 votes (28.5% of the valid ones)  and lost for a narrow
margin to the rightist Jorge Alessandri  (389,909 votes or 31.2%), being
the gap attributed to the populist Antonio Zamorano  (41,304 votes or
3.3%), who was  incentived by the right-wing  (a common divisionist
practice in South America).   On 1964, the panic with the  _red danger_
impulsed the right to give full support to the Democratic-Christian Eduardo
Frei and his  "Revolution in Liberty" as a  _lesser evil_.    He winned
with 1,409,012 votes  (56.09% of the valid ones) against Allende's 977,902
votes (38.92%).  


On September, 4, 1970, Salvador Allende got 1,070,000 votes (36.2% of the
valid ones);   the same rightist Jorge Alessandri 1,031,000 votes (34.9%);
and the Democratic-Christian  Radomiro Tomic   --who was quite inclined to
the left, at least as a lip service--   got 821,000 votes (27.8% of the
valid ones).   About 16% of the voters abstained themselves.  According to
the Chilean Constitution, since nobody obtained the absolute majority, the
National Congress should elect the President.   


Allende was then finally chosen on October, 24, 1970   (153 votes against
35 for Alessandri and 7  blank ballots).   He was bound by the Constitution
and by several conditions set up by the negotiated  "Estatuto de Garantías
Democráticas":   the maintainance of political pluralism;  freedom of
teaching and of association;  autonomy of the universities;  absolute
respect for the rule of the Law;  and the political neutrality of the Armed
Forces...    


Meanwhile, the Richard Nixon administration sought a military coup before
Allende's inauguration.   Nevertheless, the chief Army commander, general
René Schneider, was not a  _gorilla_, but a professional, law-abiding and
_apolitical_  officer.   The right-wing conspirators tried to kidnap him in
order to obtain from him a   _pronunciamiento_ :   pronouncement of the
Army, something quite serious in Latin America, bordering to a coup.
Instead, they shot him on October 22   (before the election of Allende by
the Chilean Congress)  when he reacted and reached for his revolver.
Schneider died on October 25 and the CIA-engineered coup failed completely.


In solidarity,
Roberto Magellan


############################################


  Fecha: Fri, 7 Sep 2001      De: Instituto Cono Sur 
 Asunto: USA/CHILE: QUERELLA CONTRA KISSINGER POR ASESINATO DE SCHNEIDER

EN EE.UU., VER EL PROGRAMA "60 MINUTES" DE CBS 

http://cbsnews.com/now/story/0,1597,309983-412,00.shtml

Family To Sue Kissinger For Death

*	1970 Kidnapping Of General Led To Death
*	Was Henry Kissinger To Blame?


September 7, 2001

AP

Henry Kissinger

(CBS) 60 Minutes has learned that the family of a murdered Chilean 
general plans to file a lawsuit seeking damages against Henry 
Kissinger for his alleged role in the death of Gen. Rene Schneider, 
the commander of the Chilean Army who was killed by kidnappers in 
1970. Citing recently declassified government documents, the civil 
suit is expected to claim that the CIA supported a kidnapping plot 
which led to the death of the Chilean general. The CIA's support for 
the kidnapping was part of a larger effort by the Agency to instigate 
a coup in Chile - an objective ordered by President Nixon and 
overseen by Kissinger. Bob Simon reports, Sunday, September 7, at 7 
p.m. ET/PT.

Rene Schneider Jr., son of the late general, tells Simon, "I always 
wanted to put all this behind me, but we have a duty to humanity to 
speak about this. It would be irresponsible to remain silent."

Accounts of the former U.S. ambassador to Chile and the embassy's 
former military attaché - both of whom appear in the report - and the 
documents tell the Cold War story of the Nixon administration's 
desire to thwart leftist politician Salvadore Allende's successful 
election to Chile's presidency. The Nixon White House sought a 
military coup in Chile before Allende's inauguration, but Schneider, 
a constitutional defender, stood in the way. Schneider was shot by 
the would-be kidnappers when he reached for his revolver.

Kissinger declined to speak to 60 Minutes, but when questioned about 
Chile in the past, he has responded that he personally cut off 
support for the coup conspirators during a meeting with the CIA on 
Oct. 15, 1970, a few days before Schneider's murder. CIA officials, 
however, differed with Kissinger on this point in subsequent 
investigations. The Senate committee that investigated the matter 
could not determine who was telling the truth.


#########################################

From: GFW <westphal@
To: Recipient List Suppressed <Recipient List Suppressed:;>
Subject: USA: IMPLICAN A KISSINGER EN ASESINATO DE GRAL. CONSTITUCIONALISTA
CHILENO
Date: Sun, 9 Sep 2001 


Fuente:...Agencias, Primera Línea  


Ex funcionarios de EE.UU. y el hijo del mismo nombre del asesinado
general chileno René Schneider revelaron hoy nuevos datos sobre la
presunta participación de Washington en este crimen y en el golpe que
derrocó a Salvador Allende de la presidencia de Chile.  

En el programa "60 Minutes" de la cadena de televisión estadounidense
CBS, los participantes involucraron al ex secretario de Estado, Henry
Kissinger, y a la Agencia Central de Inteligencia en los supuestos
preparativos del asesinato de Schneider y en el derrocamiento de
Allende.  

Abogados de Washington están planeando presentar una demanda en nombre
de la familia del desaparecido general Schneider ante un tribunal
federal esta semana contra el ex Consejero de Seguridad Nacional y ex
secretario de Estado Henry Kissinger por estos hechos.  

El general René Schneider era el comandante en jefe de la Armada chilena
cuando fue asesinado durante un intento por secuestrarlo el 22 de
octubre de 1970.  

La viuda del militar y sus tres hijos aseguran que el secuestro fue
organizado y planificado por la CIA y decidido por el desaparecido
presidente Richard Nixon (1969-1974) para evitar la subida de los
izquierdistas al poder.  

Afirman que todo empezó cuando el socialista Salvador Allede ganó las
elecciones presidenciales del 4 de septiembre de 1970, y Nixon ordenó a
Kissinger y al director de la CIA de esa época, Richard Helms, impedir
que tomara posesión.  

El analista de la entidad independiente Archivo Nacional de Seguridad,
Peter Kornbluh, trabajó en la revisión de los documentos desclasificados
obtenidos por esa organización sobre los violentos acontecimientos
ocurridos en Chile, y que incluyen notas sobre una reunión de quince
minutos en la que Nixon supuestamente ordenó obstaculizar a Allende.  

En el programa "60 Minutes" de la CBS, Kornbluh dijo que este hecho
supone el primer ejemplo del la presunta intervención de Nixon en las
instituciones democráticas de otros países.  

El general Rene Schneider era uno de los militares que quería mantener
al Ejército chileno alejado de la participación política como ordenaba
la Constitución, según se explicó durante la entrevista.  

El hijo de Schenider, René, que compareció ante la CBS, manifestó que
durante el tiempo que su padre permaneció como comandante en jefe de la
Armada, siempre indicó que esa institución nunca debería mantener el
poder político, y que si lo hacía, eso pondría fin a la democracia.  

Sin embargo, según los documentos desclasificados que se revelaron en el
programa, la Casa Blanca quería que los militares tomaran el poder
político, tal como ocurrió con el golpe de Estado que mantuvo en el
poder al general retirado Augusto Pinochet.  

Schneider afirmó que su padre nunca adoptó precauciones para evitar su
secuestro, supuestamente realizado con la participación de entidades
oficiales estadounidenses, y que siempre se movilizaba sin
guardaespaldas.  

Opinó que el asesinato de su progenitor cambió totalmente a Chile, que
"era un país especial".  

En otras revelaciones en el programa de la CBS, se dio a conocer que
después del asesinato de Schneider, la sede central de la CIA
supuestamente envió un cable a sus agentes en Chile felicitándoles por
el excelente trabajo, sin que hubiese quejas de la Casa Blanca.  


Domingo, 9 de Septiembre de 2001  

##########################################

  Fecha: Fri, 7 Sep 2001 
     De: Instituto Cono Sur 
 Asunto: KISSINGER ENJUICIADO


FUENTE: 

http://www.chile-hoy.de/internacional/260601_kissinger.htm


por Juan Albornoz (Originalmente aparecido en la Revista Mensaje)

Este mes de mayo aparecerá en las librerías estadounidenses 
'Enjuiciamiento de Henry Kissinger", un libro basado en dos extensos 
artículos de Christopher Hitchens recientemente publicados por 
Harper's, el último en su edición de marzo. Harper's es una de las 
revistas más antiguas de EE.UU. (fundada en 1850), con una reputación 
de seriedad y falta de temor frente a temas controvertibles.


Hitchens, ensayista inglés, ha compuesto un argumento 
histórico-político de sorprendente fuerza y tenacidad. En él describe 
y analiza la vida pública de Kissinger en relación con los escenarios 
geopolíticos donde la política y las decisiones de este ex-asesor 
presidencial de Seguridad (internacional) y ex-ministro de Relaciones 
Internacionales de Nixon, tuvieron consecuencias devastadoras .

La conclusión que ofrece Hitchens es simple: Dada la centralidad de 
su papel y la autoridad prácticamente ilimitada que ejerció en la 
política exterior (principalmente en las acciones encubiertas o 
secretas), Kissinger debe ser formalmente acusado de crímenes contra 
la humanidad, además de "crímenes de guerra, crímenes contra leyes 
nacionales e internacionales, como conspiración para cometer 
asesinatos, secuestro y tortura". El análisis de las decisiones de 
Kissinger es encuadrado primero dentro del conflicto en Vietnam, 
donde la acusación del autor tiene un eco sustancialmente mayor dadas 
las considerables bajas humanas y la agresividad sin precedentes del 
gobierno de Nixon.

Usando un escenario histórico iluminador para este drama 
historiográfico, Hitchens confronta los documentos oficiales de la 
época con los hechos que hoy finalmente ven la luz, más las memoirs 
de los participantes versus las acciones y sus responsables. Vistas 
independientemente las acciones causan sospechas; examinadas en 
conjunto y ordenadas -gracias a la pluma de Hitchens- resuenan como 
una palmada en la frente.


Sabotaje a la paz

Hoy en día es difícil encontrar gente en los EE.UU. que justifique la 
guerra contra Vietnam. Los ataques "secretos" contra Laos y Camboya 
reciben una defensa y atención aun menores. El conflicto de Vietnam 
nos sugiere hoy una serie de transacciones históricas que terminan en 
un horrible fraude humano y moral para millones de norteamericanos 
afectados por una guerra pública e inexplicable, pero repugnante y 
subrepticia a la vez, y, sin embargo, casi inevitable, dadas las 
creencias políticas de la época.

Hitchens comienza su estudio en 1968 con lo que llama el "sabotaje de 
las conversaciones de paz" entre EE.UU., Vietnam del Sur y Vietnam 
del Norte. Nixon, el candidato republicano, ayudado por Kissinger, 
insta secretamente a los aliados sudvietnamitas a rechazar los 
términos de paz ofrecidos por el presidente Johnson, sugiriéndoles 
que los beneficios serán mejores cuando Nixon, una vez elegido 
presidente, controle las negociaciones.

Cuatro años más tarde, el presidente Nixon acepta la paz en los 
mismos términos de 1968. En esos cuatro años mueren más de 20.000 
soldados norteamericanos. Las pérdidas humanas para los tres países 
asiáticos fueron y serán incalculables.


Acciones contra Chile

"Un estadista como asesino a contrata": así titula Hitchens su 
capítulo sobre las acciones contra Chile, dadas por dos vías. La 
preocupación de Nixon y Kissinger, demostrada repetidamente por 
textos históricos, es el ascenso al poder de un presidente marxista y 
las consecuencias internacionales, principalmente económicas. Su 
ascenso se debe impedir, pero el obstáculo principal y primero -como 
lo descubren rápidamente Kissinger y sus estudiosos-, es la fuerte 
tradición de los oficiales militares chilenos de no participar en la 
política.

Como las acciones diplomáticas no producen los resultados deseados, 
es creada una segunda vía de acción, secreta, descrita por Hitchens 
como centrada en "desestabilización, secuestro y asesinatos 
orientados a provocar un golpe militar". El general Schneider, 
personificación de la posición histórica del Ejército, debe 
desaparecer del escenario público chileno. Los conspiradores, 
dirigiendo las acciones desde Virginia, primero ofrecen 50.000 
dolares (una enorme suma en el Chile de 1970), pero no hay 
interesados. Helms, el jefe de la CIA, informa a Kissinger de las 
pocas posibilidades de éxito, pero éste "les ordena con firmeza a 
Helms y su director de operaciones secretas, seguir adelante". 
Hitchens centraliza su argumento: "Un empleado del gobierno, alguien 
no elegido por los norteamericanos, se reúne con otros empleados, sin 
la autorización del Congreso, para planear el secuestro de un alto 
oficial de filosofía constitucionalista en un país democrático con el 
cual EE.UU. no está en guerra y con el cual mantiene cordiales 
relaciones diplomáticas. Las actas de estas reuniones pueden tener 
una apariencia oficial (aun cuando fueron mantenidas secretas por 
largo tiempo), pero lo que estamos examinando es un hit (un asesinato 
ordenado), una etapa de terrorismo apoyado por el estado".


La falsa higiene de la historia

Los que trabajan en la construcción del corpus histórico saben que 
tarde o temprano deberán atravesar un campo histórico minado, 
producto de la "falsa higiene". Esta se yergue más activa en los 
casos moralmente más reprochables; es decir, mientras más repugnante 
fue el actuar más activos son los intentos de "limpiar" el registro 
histórico.

Quizás el mejor ejemplo de falsa higiene lo encontramos en la 
"higienización" que Kissinger ha hecho en sus Memorias respecto de 
Chile.

El día antes de pronunciar su discurso ante la OEA, el 8 de junio de 
1976 Kissinger se reúne con Pinochet para discutir el tema de los 
derechos humanos. Hitchens deja expuesta la torcida memoria mediante 
una simple comparación entre la versión de Kissinger y el documento 
oficial del Departamento de Estado recientemente desclasificado. Ese 
es el estilo de Hitchens: implacable, ordenado, persistente. Nos 
damos cuenta al final de que Hitchens no intenta sólo reconstruir el 
récord histórico, liberarlo de esa falsa higiene. Hitchens busca el 
castigo. Por ahora, su trabajo, detallado, coherente, y colérico, 
desenmascara a un personaje histórico que construyó su propia imagen 
con muy poco cuestionamiento.


Entrevista con Christopher Hitchens

-En su obra y comentarios Ud. le da especial preminencia al asesinato 
del general Schneider. Hay otras acciones de Kissinger que podrian 
ser consideradas peores dado el número de victimas y consecuencias. 

¿Qué hace la muerte de Schneider un suceso tan crítico para juzgar a 
Kissinger?

-Schneider es importante por tres razones: Primero esta el hecho que 
hoy conocemos todos los datos acerca del plan para destruirlo; es lo 
que los abogados llaman un caso "regalado" y es, en esencia, un 
microcosmo de otras acciones de ese estado "criminal" (que existio 
bajo Nixon). Segundo, Schneider fue individuo honorable, conservador, 
constitucionalista; su asesinato fue llevado a cabo por individuos 
que habian tratado de derrocar un régimen Demócrata Cristiano; por lo 
tanto ayuda a marcar el límite entre anticomunismo y facismo. Tercero 
-el mismo punto desde una perspectiva diferente- su asesinato ocurrio 
entre la eleccion de Allende y la confirmacion (por parte del 
Congreso). Fue decidido antes de que Allende hubiera hecho una cosa 
en el poder y, consecuentemente, el asesinato no puede ser una 
respuesta a un crimen o error cometido por la Unidad Popular.

- ¿Por qué la eleccion de un socialista en 1970 asustó tanto a 
Kissinger y Nixon? ¿Existian otros temores?

-Una de las cosas terribles que uno encuentra cuando lee la 
"bitácora" del golpe es que Kissinger no tenia temor de Allende o de 
ningun otro "peligro" asociado a el. Kissinger hizo lo que hizo para 
congraciarse con Nixon, el cual a su vez hizo lo que hizo en 
representacion de ciertos clientes corporativos. Esto es un escenario 
brechtiano donde el marxismo queda afuera: es crimen organizado y 
avaricia con un barniz muy tenue de Guerra Fria. Estos dos 
vandalizaron a Chile sin la excusa de una conviccion profunda.

-Los esfuerzos del presidente Lagos en restablecer la regla 
democrática y su apoyo del sistema judicial (que hoy investiga 
activamente las desapariciones y casos de tortura) parecen ser una 
carga insoportable.

-Si Lagos es astuto, se dará cuenta de que la amnistía en otros 
países ha sido un fracaso. Mas a menudo ha sido un "problema menor" 
permitir que las investigaciones sigan su curso completo. Antes uno 
escuchaba que el arresto de Pinochet iba a retardar la 
democratización en Chile; esto resultó ser una falacia.



=======
PLEASE clip all extraneous text before replying to a message



More information about the Marxism mailing list