Camejo, Huffington profiled in major Spanish-language paper

Walter Lippmann walterlx at earthlink.net
Sat Sep 27 04:07:47 MDT 2003


La Opinion is the largest Spanish-language newspaper
in the United States. Here it profiles Camejo and
Huffington favorably. The progressive messages they
have gotten out have resonated with enough people 
to have forced some attention on their campaigns by
the corporate media. I don't think Camejo's message
is diluted, but it is programmatically self-limited.

This week's recall debate, the only one in which Arnold
Schwarzenegger deigned to participate, was so widely
watched that it was difficult to exclude Camejo from the
coverage, though some succeeded. For example, the ABC
national newscast on the next day featured photos of four
of the five candidates. The local papers in Los Angeles,
including the Times, did run photos of all five participants.
The media in California is desperately working to build up
participation in these elections, which is aided by Arnold
Schwarzenegger's star-powered presence. 

The rulers of the United States have a large credibility
problem in that fewer and fewer people have been voting in
recent years. This causes the political decisions made by
government to have less authority behind them, so the
result has been to try to get people back into the
"political process" through efforts such as the recall. 
I still think that the recall remains a reactionary and an
anti-democratic operation, but it's interesting to observe
Davis shifting to the left in an attempt to defeat it.

Peter Camejo has succeeded in getting a larger part of the
socialist message out to a larger segment of the public
than socialist candidates have ever done in my memory, a
great accomplishment, in my view and one we can all learn
from.

The are, of course, explicitly socialist campaigns and
candidate in the race, such as those of the Peace and
Freedom Party (C.T. Weber), the Socialist Workers Party
(Joel Britton) and the Socialist Equality Party (John
Christopher Barton). (The latter are linked to the World
Socialist Web Site, the decendents of the Healyites)

Each of these candidates has good things to say and a more
complete, more explicitly socialist campaign than Peter's.
Indeed, Peter's campaign is not explicitly socialist. Frankly 
that is a good thing. When I was a member of the US
Socialist Workers Party we placed priority on our very
explicitly socialistic program-platforms.

Election campaigns were seen as important vehicles for
getting out the organization's ideas, and through that,
drawing people to the organization. That's a legitimate
objective when the building of an organization based on
sharply defined program is considered the key thing. 

Peter is such a gifted socialist educator as well as
propagandist that the biggest problem we always had
it simply getting his voice heard among the potential
audience. The crisis in California is so extreme and so
deep that the media have to permit him in to try to draw
a suspicious public's attention to the electoral process.
To me that's a very good thing. So I'm voting for Peter.
==========================================

LA OPINION
Huffington y Camejo, el ala progresista de la elección
Personifican pujantes tendencias minoritarias en California

Pilar Marrero
Editora de Política
26 de septiembre de 2003

En el reciente debate de los candidatos a la gubernatura
hubo algo que diferenció esta elección de los comicios
regulares de noviembre pasado: la presencia en el estrado
de candidatos independientes y de los llamados “terceros
partidos” junto a los usuales demócratas y republicanos.

En un sistema que usualmente favorece el bipartidismo y en
el que la inmensa mayoría de los candidatos son
“centristas” con ideas similares y poca variedad
ideológica, el inusual proceso electoral que vive
California ha permitido que se escuchen, en la misma
discusión, puntos de vista tan variados como los del
ultraconservador asambleísta Tom McClintock y, a la
izquierda del espectro político, los de la independiente
Arianna Huffington y los de Peter Camejo, candidato del
Partido Verde.

Precisamente, nadie conoce mejor que Camejo las diferencias
entre estos comicios, en los que se juega la destitución de
Gray Davis el próximo 7 de octubre y los de noviembre
pasado. A Camejo, que logró un 5% del voto total en las
elecciones pasadas, ni siquiera le permitieron entrar como
parte del público a un debate entre el gobernador Gray
Davis y el que era candidato republicano Bill Simon.

Otro debate de la elección pasada, patrocinado por New
California Media, fue boicoteado por Davis, así que Simon y
Camejo debatieron sin el gobernador.

Esta vez, la naturaleza de la elección es tal, que no hay
comicios internos para seleccionar a nominados sino una
boleta abierta para todos los que pudieran conseguir unos
pocos cientos de firmas y pagar la cuota de inscripción. La
atención de los medios de comunicación se ha extendido
incluso a los candidatos menores y los organizadores de
varios debates han invitado a los seis candidatos con más
posibilidades según las encuestas, no sólo a los
representantes de los partidos principales.

“El movimiento de destitución lo ha cambiado todo”, dice
Camejo. “Ya Davis tiene que estar en el mismo edificio que
yo. Antes tenía el poder de excluirme, pero ahora la gente
no lo acepta, las puertas se están abriendo”.

Junto con Camejo, la presencia de la popular comentarista y
escritora Arianna Huffington en la boleta ofrece dos voces
del espectro político progresista en estas elecciones.
Voces que, por cierto, han sido muy críticas de los
principales partidos y que se atreven a hablar de temas
como la influencia del dinero corporativo en las campañas y
proponer cambios tan controversiales como aumentos de
impuestos a los contribuyentes adinerados y recortes a los
salarios de los guardias de las prisiones.

Huffington, independiente

Arianna Huffington tiene 53 años y nació en Atenas, Grecia.
A los 17 años se mudó a Londres, donde estudió en la
prestigiosa Universidad de Cambridge y donde vivió hasta
1980, año en que vino a Estados Unidos. Es autora de varios
libros y en 1994 tuvo un prominente rol en la campaña
política de su ex marido Michael Huffington, quien fue
candidato republicano al Senado. De ser republicana, en
años recientes cambió su afiliación política a
“independiente”. Ideológicamente su vuelco fue de 180
grados y ahora es una voz progresista mejor conocida por
sus severas críticas a la corrupción corporativa y a la de
los partidos tradicionales.

“Me siento orgullosa de haber evolucionado. Siempre fui
moderada en temas sociales. En lo que he cambiado es en mi
filosofía sobre el papel del gobierno. Antes pensaba que el
sector privado se ocuparía de los más necesitados, pero vi
de primera mano que esto no sucede. Y tampoco creo que la
religión debe inmiscuirse en las campañas políticas. Creo
en la separación de la Iglesia y el Estado”, dijo en una
reciente entrevista.

Huffington entró a la campaña, dice, no para difundir sus
ideas, ya que eso puede hacerlo perfectamente por medio de
sus escritos. “Creo que ésta es una oportunidad única que
tiene California de elegir un gobernador que no esté
comprometido con los grupos de interés que dan dinero a las
campañas y se meten a los políticos en el bolsillo”,
afirma. “Creo también que las prioridades actuales del
gobierno están pervertidas, como mujer y madre mis
prioridades serían las lógicas: buenas escuelas, vivienda
accesible, limpieza del agua y el aire. Las cosas básicas”.

Como candidata, Huffington propone reducir los salarios de
los guardias de las prisiones, recién aumentado por el
gobernador Gray Davis, aumentar los impuestos al alcohol y
el tabaco, reformar la Proposición 13 para que las
corporaciones y los dueños de casa pudientes paguen un
impuesto “más justo” e invertir ese dinero en educación,
cuidado universal de salud y otras necesidades sociales.

En 1994, cuando su ex esposo era candidato al Senado y ella
era republicana, Huffington no se opuso abiertamente a la
Proposición 187. Dice haber votado en contra de la medida
pero, “como esposa del candidato, me mantuve en silencio”.
No obstante, tuvo un papel muy activo en la campaña del
padre de sus dos hijas y dice que trató “de explicar por
qué el 60% de los californianos sentían de esta manera”
(los que favorecieron la medida).

“Si la 187 fuera reintroducida hablaría elocuentemente en
su contra”, dice la candidata, quien también favorece las
licencias de manejar para indocumentados recién aprobada,
la reducción en las tarifas de colegios y universidades y
la amnistía.

Camejo y los verdes

Pedro Miguel Camejo nació en Nueva York, de padres
venezolanos, un 31 de diciembre de 1939. Sus abuelos
maternos habían sido expulsados de Venezuela por oponerse a
la dictadura de Juan Vicente Gómez.

Sus primeros siete años de vida transcurrieron en aquel
país, pero luego, al divorciarse sus padres, se estableció
en Estados Unidos, aunque pasaba todos los veranos con su
papá, un rico constructor de centros turísticos en
Venezuela. Fue allí donde vio de cerca la pobreza y se
decidió ideológicamente por la izquierda.

Sus ideas lo radicalizaron y entró al movimiento
socialista, a la lucha contra la guerra de Vietnam y el
movimiento de Berkeley, California. Estudió matemáticas e
historia antes de ser expulsado de la universidad por
hablar usando “un micrófono ilegal”. Posteriormente sigue
trabajando en causas diversas, desde ayudar a prisioneros
políticos latinoamericanos hasta organizar a trabajadores
de la costura. En 1976 lanza su candidatura a presidente
por el Partido Socialista sobre una plataforma antiguerra y
en 1991, se unió al Partido Verde a su fundación.

En el interim, Camejo se convierte en un talentoso corredor
de bolsa para Merrill Lynch y Prudential, compañías que
abandona luego para formar su propia firma (Progressive
Asset Management), que maneja 1,000 millones de dólares en
inversiones con una particularidad: sólo invierten en
compañías que demuestran sensibilidad social.

Camejo aspira a formar una coalición de grupos que ahora no
se sienten representados por los dos partidos principales y
convertirse en una fuerza política importante.

“Ninguno de los partidos representa los intereses de la
gente común”, afirma el candidato, que logró el 5% del voto
estatal en noviembre pasado como candidato a gobernador del
Partido Verde.

El candidato tiene como objetivo “educar a la gente [sobre
el hecho de] que el gobierno no representa sus intereses,
sino el de los ricos y las corporaciones” y difundir el
concepto de los “impuestos justos”.

“Nadie habla del hecho de que en California, los pobres
pagan un porcentaje de sus ingresos que es comparativamente
más alto que el de los ricos”, dijo Camejo. “Pero nadie
quiere hablar de esto, todo el mundo tiene miedo a decirlo.
Si los ricos pagaran los impuestos justos, podríamos tener
más ingresos para servicios sociales y otras necesidades
del estado”.

Al iniciarse la actual campaña, Huffington y Camejo
hablaron de que uno de los dos renunciaría para apoyar al
que tuviera más fuerza en las encuestas. Hasta ahora y a
pesar de toda la publicidad recibida, ninguno de los dos ha
recibido un gran porcentaje de apoyo en los sondeos
recientes y la idea de unificar la candidatura parece
lejana.

“La verdad es que la posibilidad de que uno de nosotros
gane no parece realista. Eso puede cambiar pero por ahora,
ninguno de los dos puede pensar en retirarse”, dice Camejo.
“Ambos tenemos que seguir en la campaña luchando duro para
ganar a la gente con nuestras ideas”.

Breves biografías

Nombre: Peter Camejo

Edad: 63 años

Estado civil: casado con Morella Camejo

Estudios: matemática e historia

Trayectoria: candidato presidencial en 1976 por el Partido
Socialista. En 1991 se une al Partido Verde. Fue candidato
a gobernador de California en 2000. Trabaja como asesor
financiero

--------- 0 ------------

Nombre: Arianna Huffington

Edad: 53 años

Estado civil: divorciada, dos hijas

Estudios: Universidad de Cambridge, Londres

Trayectoria: autora de varios libros, ex militante
republicana, columnista



~~~~~~~
PLEASE clip all extraneous text before replying to a message.



More information about the Marxism mailing list