[Marxism] Edgar Oblitas: la historia de una conspiración de la CIA

Nestor Gorojovsky nestorgoro at fibertel.com.ar
Fri Mar 26 11:33:48 MST 2004


[Excelente historia sobre cómo se usa la "ética" y la CIA para 
destruir a un patriota.]

BOLIVIA: EDGAR OBLITAS, VICTIMA DE LA CIA

Por: Andrés Soliz Rada

  Participaron en el operativo del 29 de noviembre de 1993,  
el agente de  la CIA. Antonio Ybarra (nacido en Nicaragua), 
el aparato logístico de la Embajada, el cónsul de EEUU en 
Cochabamba, Willy Scarborough, el Ministro de la 
Presidencia, Carlos Sánchez Berzaín (el Vladimiro Montesinos 
del régimen de Gonzalo Sánchez de Lozada –GSL--) el Ministro 
de Gobierno, Germán Quiroga Gómez, y la fiscal de 
narcóticos, Martha Rojas, hoy Magistrado del Tribunal 
Constitucional.

                   Los complotados decidieron obtener 
imágenes filmadas en casa de Sánchez Berzaín, alquilada por 
Antonio Ybarra, a fin de involucrar en la recepción de un 
soborno al magistrado de la Corte Suprema, Hugo Galindo 
Decker, invitado al domicilio del nicaragüense, de cuyo 
delito se acusaría también, sin la mínima prueba, al 
Presidente de esa Corte, el doctor Edgar Oblitas Fernández, 
el objetivo esencial de la tramoya.

                 La remoción de Oblitas Fernández de la 
cúpula del Poder Judicial se había tornado indispensable 
para las transnacionales a fin de consolidar la liquidación 
de las empresas estratégicas del Estado (hidrocarburos, 
energía eléctrica, ferrocarriles, minería, etc.). El 
traspaso del patrimonio público a empresas foráneas se 
produjo mediante la denominada Ley de “Capitalización”, 
totalmente reñida con la Constitución Política del Estado.

                 GSL sabía que el Parlamento, dócil a sus 
designios (contaba con dos tercios del Congreso), no sería 
obstáculo para que la citada ley fuera aprobada. La 
infranqueable barrera se hallaba en la Corte Suprema de 
Justicia, entidad que debía dilucidar la legalidad o 
ilegalidad de la norma “capitalizadora”. La situación era 
más grave aún al considerar que esa Corte   estaba presidida 
por Oblitas Fernández, cuya valentía y honestidad se había 
demostrado cuando condenó a 30 años de cárcel, sin derecho a 
indulto, al ex general Luis García Meza, quien, entre 1980-
1981, presidió un régimen infiltrado por el narcotráfico y 
en el que se cometieron flagrantes violaciones a los 
derechos humanos.

                  Oblitas, además,  resistió presiones de la 
Embajada norteamericana que exigía la extradición de 
ciudadanos bolivianos en contra de la ley. El magistrado 
había sido Prefecto del Departamento de La Paz, en el 
gobierno del general Alfredo Ovando, que entre 1969-1970, 
nacionalizó el petróleo de la estadounidense Bolivian Gulf 
Oil Company e instaló en el país los primeros hornos de 
fundición de estaño. Finalmente, Oblitas había escrito “La 
Historia Secreta de la Guerra del Pacífico”, en la que 
demostró la ingerencia británica en la conflagración de 
1879, que enfrentó a Chile, por una parte, y Bolivia y Perú, 
por otra.

                 La maquinaria “gonista” funcionó en el 
Congreso, al declarar “probada” la descabellada demanda. Sin 
embargo, la estantería del fraude se desplomó como castillo 
de naipes. Ybarra “huyó” del país, escoltado por Sánchez 
Berzaín y Quiroga Gomez, quienes lo ayudaron a abordar un 
avión a Miami. Galindo Decker fue absuelto en el juicio, 
junto a todos los sindicados por  soborno. El Jefe de 
Bancada del MNR, en la Cámara de Diputados, Edil Sandoval, 
confesó públicamente que actuó en el proceso por “consigna 
política”.

            El máximo dirigente de Unión Cívica Solidaridad 
(UCS), Max Fernández Rojas, aliado al MNR, admitió que su 
voto contra Oblitas fue negociado con GSL quien, poco antes 
de la sentencia, dijo lo siguiente: “Estamos ante la mejor 
oportunidad de  renovar la Corte Suprema de Justicia” 
(Ultima Hora, 21-10-93). La caída del magistrado convirtió a 
la Corte Suprema en botín de guerra de los partidos 
neoliberales. El último escollo para liquidar las empresas 
estratégicas del Estado había sido vencido. Oblitas, quien 
falleció el 26 de febrero pasado, fue rehabilitado por el 
Congreso siete años más tarde,

PD.- Todas las referencias bibliográficas aquí anotadas 
forman parte de mi folleto: “El Imperio en Bolivia”. 
Imprenta Quality, La Paz-Bolivia.2002. 


Néstor Miguel Gorojovsky
nestorgoro at fibertel.com.ar

_ _ _ _ _ _ _ _ _ _ _ _ _ _ _ _ _ _ _ _ _ _ _ _ _ _ _ _ _ 
"Sí, una sola debe ser la patria de los sudamericanos".
Simón Bolívar al gobierno secesionista y disgregador de 
Buenos Aires, 1822
_ _ _ _ _ _ _ _ _ _ _ _ _ _ _ _ _ _ _ _ _ _ _ _ _ _ _ _ _ 






More information about the Marxism mailing list