[Marxism] Ghost of Vietnam appears in the US (Spanish)

Walter Lippmann walterlx at earthlink.net
Fri May 28 10:15:19 MDT 2004


Whether it's Vietnam or Algeria or some other struggle, 
looking at past historical struggles as a way of trying 
to understand today's battles is often very helpful. 

This article, by a pair of LA JORNADA correspondents,
takes off from Mollie Ivins' HOW FASCISM STARTS, and
proceeds to show some of the striking similarities in
the unraveling Iraq occupation and the Vietnam war.

Read the Mollie Ivins column here:
http://groups.yahoo.com/group/CubaNews/message/26226 )
====================================================

GRANMA DIARIO
28 de mayo 2004
Aparece en EE.UU. el fantasma de Viet Nam
JIM CASON Y DAVID BROOKS
Corresponsales de La Jornada

WASHINGTON Y NUEVA YORK, 26 de mayo.— "La respuesta sopla
en el viento", cantaba en los sesenta Bob Dylan, quien esta
semana cumplió 63 años. Ese pasado empieza a invadir al
presente, con inevitables comparaciones de tiempos de Viet
Nam y Watergate, de polarización política, de soldados
muertos, pedidos de juicio político al Presidente, y hasta
la nostalgia de los años sesenta en campañas publicitarias
de empresas transnacionales.

Los antiguerreristas de EE.UU. colocaron muy cerca del
Capitolio 800 pares de botas en señal de los militares
muertos en Iraq en una guerra injusta e ilegal.

Tal vez la única diferencia es el enemigo oficial.

Antes era el comunismo, ahora es el "terrorismo".

En los últimos días, con algunos programas de radio
celebrando la música de Dylan como trasfondo, hay una
amplia gama de eventos y noticias que marcan el retorno de
los tiempos de Viet Nam y Watergate.

Primero, el fantasma de la guerra de Viet Nam empieza a
rondar por el país. Los hasta la fecha 800 ataúdes
cubiertos con la bandera estadounidense provenientes de un
país que la mayoría de los estadounidenses probablemente no
podría ubicar en el mapa mundial, empiezan a provocar dudas
sobre un conflicto bélico fuera de control. Otra
intervención e invasión para "defender la libertad", y otra
vez en nombre de la "dignidad humana" revelaciones de
atrocidades cometidas por las fuerzas estadounidenses.

El mismo reportero que dio a conocer la matanza de My Lai,
Seymour Hersh, revela ahora las atrocidades estadounidenses
en Iraq. Las encuestas empiezan a registrar el giro de la
opinión pública, antes firme en apoyo de la propaganda
oficial, dudando hoy de su veracidad, igual que hace más de
tres décadas.

E igual que a finales de los sesenta y principios de los
setenta, una serie de mentiras y engaños, tanto en torno de
la guerra como en la política nacional y el encubrimiento
de estas acciones, provocó un debate abierto sobre la
necesidad de destituir al Presidente.

El periodista Carl Bernstein —quien junto con Bob Woodward
reveló los hechos que finalmente llevarían a la renuncia de
Richard Nixon por el escándalo Watergate—, escribió esta
semana que hace 30 años un Presidente fue "obligado a
renunciar por los crímenes sin precedentes que él y sus
asistentes cometieron contra la Constitución y el pueblo de
Estados Unidos". La famosa pregunta de ese tiempo se vuelve
relevante de nuevo, señala Bernstein, ¿qué sabía el
Presidente y cuándo lo supo?

Bernstein, en un artículo publicado esta semana en el
periódico nacional USA Today, escribe: "Hoy, Estados Unidos
está enfrentado con otra guerra mal considerada, concebida
con fervor ideológico y desarrollada con un desdén a la
verdad, con una desatención a la historia y una aseveración
arrogante del poder estadounidense que ha asombrado y
enajenado a gran parte del mundo, incluidos los aliados
tradicionales. En una coyuntura de la historia en que
Estados Unidos necesitaba un Presidente para encabezar de
manera inteligente y firme una campaña internacional contra
el terrorismo y sus causas, Bush decidió unilateralmente
declarar la guerra contra un Estado totalitario que nunca
representó una amenaza terrorista; declarar la exención de
la ley internacional sobre el tratamiento de prisioneros;
suspender las garantías constitucionales hasta para no
combatientes en casa y en el extranjero....".

En este caso, dice Bernstein, el tema podría no ser los
"altos crímenes y delitos menores" —la frase constitucional
en referencia a la facultad para destituir a un Presidente
empleada en el caso contra Nixon—, "sino más bien el
fracaso de Bush, o su incapacidad, de ser un líder
competente y honesto".

Ralph Nader, líder de defensa de los derechos de ciudadanos
y consumidores y ahora candidato presidencial
independiente, calificó esta semana a Bush de "militarista
mesiánico" que debería ser destituido por llevar al país a
la guerra contra Iraq con "pretensiones falsas". En un
discurso ante el prestigioso Council on Foreign Relations,
Nader —otro veterano de las luchas de los sesenta— dijo que
Bush había excedido su autoridad al ordenar la invasión
ante una amplia oposición dentro y fuera de este país, algo
que considera llega al nivel de "altos crímenes y delitos
menores" marcados por la Constitución.

Mientras tanto, la guerra continúa provocando ansiedad y
preocupación, como fue en los últimos años de Viet Nam.
Este domingo, el famoso caricaturista Garry Trudeau, autor
de la tira cómica Doonesbury, que aparece en miles de
periódicos estadounidenses y en el extranjero y que por su
abierta crítica a la guerra ha sido censurado, publicará en
su cartón todos los nombres de los soldados estadounidenses
muertos en Iraq, informó el periódico Guardian de
Inglaterra. El rotativo señala que se hará justo un mes
después de que el programa de noticias Nightline de ABC
dedicó su programa a pasar lista de todos los muertos
estadounidenses en ese conflicto.

Otro veterano de la guerra de Viet Nam es el candidato
demócrata a la presidencia, y se enfrentará a otro
contemporáneo de esa época, quien hizo todo para evadir ir
a esa guerra, pero que hoy encabeza y glorifica esta. Sin
embargo, en el debate político entre estos dos veteranos de
los sesenta, nadie se atreve a denunciar esta guerra, ya
que sería antipatriótico hacerlo y una "traición" a los
soldados que arriesgan su vida allá. Como comenta el cómico
Lewis Black, "el Partido Demócrata es el partido sin ideas;
el Republicano es el de las malas ideas... No hay nada peor
que un demócrata y un republicano cuando deciden trabajar
juntos".

Las guerras, lejos de aquí, de donde solo llegan imágenes
seleccionadas y casi siempre ocultando lo peor, lo
inaguantable —con la cooperación de los medios masivos—
tienen el efecto de imponer límites sobre el debate
político tradicional en Estados Unidos.

Igual que durante los largos años de Viet Nam, pero en esta
ocasión, cada día se revelan pruebas de más mentiras y
encubrimiento oficial de abusos y de justificaciones para
la guerra. O sea, también están presentes los elementos de
donde nació una palabra para resumir las violaciones de la
ley, la mentira oficial, y su encubrimiento: Watergate.

Las implicaciones políticas de los fantasmas de Viet Nam y
Watergate en esta coyuntura se manifestarán durante los
próximos cinco meses que culminarán en la elección
presidencial. Y tal vez no terminará ahí. Un veterano
reportero en Washington recuerda que aunque Nixon cometió
una serie de delitos y engaños antes de la elección, logró
reelegirse de manera abrumadora. Sin embargo, debió
abandonar la presidencia a mediados de su segundo periodo
cuando el destino lo alcanzó.

LA NOSTALGIA EN LA PUBLICIDAD

En tanto, con tanta nostalgia por los sesenta, empresas
transnacionales han decidido emplear algunos elementos de
la oposición de esos años para vender sus productos. La
empresa energética Shell tiene un anuncio donde una mujer
recuerda sus tiempos de hippie, diciendo algo como que en
ese verano, todos pensábamos que solo se necesitaba amor,
"que una flor podría detener a una bala", y que la energía
solar podría resolver todas nuestras necesidades. La ex
hippie ahora es ingeniera de Shell y afirma que se cumpla
una de las tres cosas no está mal, ya que Shell es la
principal generadora de energía solar.

La empresa automotriz KIA invita a un "festival veraniego
de paz, amor y ahorros" en su nueva publicidad. Otras usan
música rock de los sesenta para promover sus productos.
Obviamente entienden que un sector de los consumidores que
desean atraer es la "generación de Viet Nam".

Pero como advierte la columnista nacional Molly Ivins,
también colaboradora de La Jornada, los escándalos de
abusos estadounidenses en Iraq, las revelaciones de órdenes
secretas que violan las Convenciones de Ginebra, y el
intento para encubrir todo esto ofrecen pruebas de que los
niveles más altos del Gobierno están ocultando y engañando
al público sobre lo que ocurre en esa guerra. "Uno puede
leer todos los memorando y documentos que guste", escribió
esta semana en referencia a las revelaciones de las últimas
semanas. "Es importante saber cómo empieza el fascismo".

O tal vez es hora de cantar Maestros de la Guerra de Dylan
una (y otra) vez más.

http://bobdylan.com/songs/masters.html 






More information about the Marxism mailing list