[Marxism] (Spa) A different Leftist voice on Argentina, again

Nestor Gorojovsky nestorgoro at fibertel.com.ar
Sun Dec 31 12:55:13 MST 2006


I have not become a member of the Partido de la Liberación. But this 
editorial of the newspaper "La Arena" of Santa Rosa, province of La 
Pampa, brings again a vision of Argentina that differs from mine, and 
very heavily on some issues, without relapsing into charlatanism. The 
journalist, Emilio Marín, is one of the members of the PL. Sorry 
can't translate, but I am sure those interested in Argentina will 
make the effort to go to the sources... and the language.

Best to all for 2007

www.laarena.com.ar

editoriales

LA SEMANA POLÍTICA

No sirven los métodos
chapuceros de "lo atamos
con alambre señor"

La liberación de Luis Gerez produjo una ola de alivio en el país. 
Pero los secuestradores andan sueltos todavía y la política del 
presidente en la materia no sirve para prevenir esos delitos, como si 
optara por el "lo atamos con alambre" tan argentino.

EMILIO MARÍN

Alguna vez se sabrá si existió alguna negociación entre el gobierno y 
la banda fascista que tenía a Gerez para que ésta dejara en libertad 
a su presa minutos después de que el presidente terminara de leer su 
discurso por cadena nacional. La secuencia de discurso-liberación 
sirvió magníficamente la escena para que el gobierno se atribuyera en 
exclusividad el mérito de aquella liberación. La fábula dirá que 
Kirchner usó varias veces la expresión "Estado de derecho" y los 
parapoliciales y paramilitares se ablandaron de corazón o bien se 
arrugaron hasta las tripas y dejaron ir al ex testigo contra Luis 
Patti.

Ese final quedó entonces rodeado de esa sospecha. Pero de lo que no 
debe dudarse es que el secuestro existió y que no fue mera mímica. 
Tampoco puede creerse que el grupo secuestrador sea un invento 
gubernamental o de los medios o de la familia Gerez. Que en la 
Argentina hay grupos organizados de ultraderecha dispuestos a 
secuestrar, torturar y hasta asesinar a testigos de los juicios 
contra los ex represores, es una realidad perturbadora pero real.

Entre otras dolorosas pruebas, allí está Julio López, que lleva más 
de cien días sin aparecer, confirmando que los neonazis locales no 
son fantasmas del pasado. Son policías o ex policías, militares o ex 
militares de carne y hueso y con mentalidad cavernícola pues 
reivindican el modelo videlista inaugurado en 1976. En todo caso se 
conformarían más módicamente con una amnistía para sus próceres.

El albañil que podía ser el desaparecido nº 30.002 volvió de la 
pesadilla y podrá hoy o mañana prender el fuego para hacer el asado 
con sus amigos que quedó trunco el 27 de diciembre. Por fin un final 
feliz de una historia desgraciada.

Pero sería suicida creer que de aquí en adelante la panacea 
antisecuestros es la receta oficial: un discurso K y a cobrar. Ojalá 
fuera así de fácil e indoloro el contrarrestar a los amigos 
enfierrados de Miguel Etchecolatz y Patti que aún conservan 
posiciones dentro del aparato represivo estatal.

Si la democracia se duerme en los laureles, si se cree un cuento rosa 
basado en este lindo epílogo del viernes, entonces los enemigos de la 
democracia volverán a golpear. Y pueden hacerlo sin repetir el 
esquema puesto en escena con los secuestros de López y Gerez. La 
próxima vez pueden atentar con bombas o hacer cualquier otra cosa que 
su perversa imaginación les aconseje. Ya saben que el jefe del PEN 
les ha rechazado la inaudita pretensión de una amnistía, que es su 
objetivo central de la etapa. ¿Qué harán de nuevo para conseguirlo?

La Corte

Si bien este tribunal no tiene la naturaleza menemista del que 
presidía Julio Nazareno, que aún no se haya hecho de tiempo para 
resolver sobre la inconstitucionalidad de los indultos de 1989 y 1990 
ilustra sus limitaciones. La Corte no puede sustraerse al reto 
presidencial a la justicia toda, estampado en el discurso de 
anteayer. "Parte del problema que estamos atravesando es la lentitud 
de la justicia", criticó el patagónico.

El tribunal que desde el mes próximo presidirá Ricardo Lorenzetti dio 
señales de vida mediante un fallo sobre otro tema, de naturaleza 
distinta a los derechos humanos. ¿Siempre será prioritario el 
movimiento financiero por sobre esos valores? El miércoles resolvió 
que la pesificación de enero de 2002 estaba justificada y ordenó a un 
banco devolver a un cliente su depósito a valor 1,40 peso por dólar, 
más el CER y un interés anual del 4 por ciento.

Se estima que de este modo el demandante podrá obtener, en pesos, un 
reintegro equivalente al precio actual del dólar. Esto implica el 
cierre de unas 50.000 causas, que como la que motivó la sentencia, 
habían sido motorizadas por ahorristas que no aceptaron el pago en 
bonos ni la reprogramación de sus depósitos. Los que no emprendieron 
la vía judicial no se beneficiarán de esta resolución, si es que se 
acepta que recuperar tres pesos por dólar, luego de cuatro años y sin 
percibir el lucro cesante, puede ser catalogada de "beneficio".

Algunos especialistas especulaban si los bancos requerirán 
compensación al gobierno por las diferencias que pagaron antes a sus 
depositantes, cuando el billete verde cotizaba a cuatro pesos. En 
principio concluyeron que no lo harán pero todo lo que tenga que ver 
con los reclamos del capital financiero local y trasnacional aconseja 
prudencia antes de emitir un juicio definitivo.

No sería de extrañar que los titulares de los bancos pongan cara de 
buenos hasta que pase este momento en que están bajo el escrutinio de 
los medios, y luego vayan en fila india a pedir esa compensación. 
Sería una injusticia teniendo en cuenta que pisaron los ahorros de la 
gente, fugaron 16.000 millones de dólares al exterior y recibieron 
del Estado -con Eduardo Duhalde y Kirchner- otros 27.000 millones de 
dólares aduciendo la pesificación asimétrica.

La Triple A

La detención en España del ex subcomisario Rodolfo Almirón, que supo 
comandar los escuadrones de la muerte de la Acción Anticomunista 
Argentina, debe ser vista como una noticia positiva. La captura se 
produjo luego que el juez Norberto Oyarbide declarara crímenes de 
lesa humanidad los crímenes cometidos por esa organización en el 
preludio del golpe de Estado. Almirón tenía pedido de captura en esa 
causa, pero la niebla de la impunidad lo había velado en los últimos 
veinte años.

Se estima que Oyarbide pedirá la extradición del detenido, quien de 
movida tendría que enfrentar acusaciones por los asesinatos del ex 
diputado Rodolfo Ortega Peña, el ex vicegobernador de Córdoba Atilio 
López, el ex laboralista Alfredo Curutchet y otras víctimas. La 
Triple A mató a unas 1.500 personas que se oponían al curso 
fascistizante de Isabel Perón y su mano derecha José López Rega. Como 
se recordará, esa administración firmó los decretos secretos que 
convocaron a las Fuerzas Armadas a reprimir en el conflicto interno 
con la teoría y práctica de "aniquilar la subversión".

A Kirchner le viene bien el reflotamiento de la causa AAA. Es que el 
debate jurídico y político en torno a la misma va a escrachar a 
dirigentes del peronismo tradicional. Se sabe que Antonio Cafiero y 
Carlos Ruckauf, entre otros, fueron ministros de esos tiempos en que 
la organización regenteada por López Rega mataba a militantes 
populares y sobre todo a los cercanos a la Juventud Peronista.

Como el patagónico va a encarar en 2007 la campaña presidencial, en 
principio con la candidatura de su esposa Cristina, y en simultáneo 
quiere formar un movimiento político que "regenere" al justicialismo, 
todos los trapos sucios que se ventilen del período 1973-1976 le 
pueden servir para esa reconversión del partido fundado por Juan D. 
Perón.

Paradojalmente, revivir el expediente de la Triple A puede significar 
también una buena oportunidad para los defensores de los militares 
detenidos por violar derechos humanos. Ellos quieren escudarse en que 
la violencia estatal venía de antes del 24 de marzo de 1976 y 
volverán a decir que al "aniquilar la subversión" después de esa 
fecha sólo cumplieron los decretos legales del gobierno 
constitucional anterior.

¿Tan tranquilo?

El año que está a punto de comenzar se esboza como tranquilo para el 
gobierno desde el punto de vista de la economía. Incluso las 
consultoras más refractarias a su gestión, como las neoliberales Fiel 
y Exante, coinciden en que el producto bruto crecerá entre el 6,5 y 
el 7,5 por ciento, con una inflación del 10 por ciento o levemente 
superior. La recaudación, como se estampó en la ley de presupuesto, 
prevé un superávit abultado, similar a los 22.000 millones de pesos o 
más con que cerrará este ejercicio.

Por supuesto, estamos en Argentina, país dependiente. Y por lo tanto 
la administración central tendrá que poner gran parte de ese 
superávit fiscal y encima salir a endeudarse, para pagar los 
vencimientos de la deuda externa.

Aún con esos inconvenientes, el Ejecutivo cree que podrá cabalgar una 
economía tranqui, que no brinca enloquecida como cuatro o cinco años 
atrás. Pero eso no significa que 2007 vaya a ser tranquilo.

Una señal de esos nubarrones la dio el movimiento piquetero, que 
acampó en vano en Plaza de Mayo pidiendo un aguinaldo de 75 pesos y 
otras reivindicaciones que el presidente no se dignó escuchar. Tanto 
ninguneo puede conducir en algún momento a "la rebelión de los 
nadie", para parafrasear a Pino Solanas.

Los trabajadores ocupados están anticipando que en los próximos meses 
van a hacer sentir fuerte sus reclamos. Es obvio que Hugo Moyano, 
cuando manifiesta su supuesta combatividad, termina hocicando en los 
despachos oficiales. Pero algo de bronca debe haber en su sindicato y 
otros para que el pope de la CGT declare que "las paritarias son 
libres, sin cupos ni techos". Otros caciques gremiales han dejado 
trascender su solicitud salarial del 20 por ciento, que duplicaría la 
inflación prevista.

Ese será un foco de conflicto real, por más que esos sindicalistas no 
sean dignos de la confianza de sus bases y muchas veces sean la voz 
del Estado ante éstas.


Este correo lo ha enviado
Néstor Miguel Gorojovsky
nestorgoro at fibertel.com.ar
[No necesariamente es su autor]
_ _ _ _ _ _ _ _ _ _ _ _ _ _ _ _ _ _ _ _ _ _ _ _ _ _ _ _ _ _ _ _ _ 
"La patria tiene que ser la dignidad arriba y el regocijo abajo".
Aparicio Saravia
_ _ _ _ _ _ _ _ _ _ _ _ _ _ _ _ _ _ _ _ _ _ _ _ _ _ _ _ _ _ _ _ _ 






More information about the Marxism mailing list