[Marxism] Abortion, Adultery, and Rape in Venezuela

Yoshie Furuhashi critical.montages at gmail.com
Sat Jul 22 07:21:33 MDT 2006


The article by Gioconda Espina (see below) says that in Venezuela
unsafe abortion constitutes 31% of the deaths of young women of age
15-19.  200-300 deaths by botched abortions per year are registered in
Venezuela.

Has Chapter V of the Penal Code, according to which women are punished
when they commit adultery but men are punished only when their
adulteries are "public and notorious," been eliminated yet, as
demanded by women?  Has the article that exempts rapists from
punishment if the rapists in question marry their victims been
eliminated?

What does our man in Venezuela say about abortion, adultery, and rape?
 Has he said anything about them in his voluminous discursos?  After
all, is he not a self-identified socialist, who ought to care about
things like women's rights more than non-socialists?

Have all you MALE Western leftists let the Venezuelan leaders know
that it is URGENT that Venezuela enact SPEEDY reforms on these
matters?  Have you informed them that abortion laws got liberalized in
Colombia this May,
<http://www.plannedparenthood.org/pp2/portal/files/portal/webzine/globaldispatch/gd-060628-columbia.xml>?
 If not, why not?

<blockquote>Venezuela: Despenalizar el adulterio y el aborto

Alrededor de setenta organizaciones defensoras de derechos de las
mujeres de Venezuela están, desde hace semanas, exigiendo al
parlamento de ese país, la Asamblea Nacional, que despenalice el
adulterio y el aborto en la reforma del Código Penal. Las
modificaciones abolirían normas discriminatorias contra las mujeres.

(Mujereshoy) El Centro de Estudios de la Mujer de la Universidad
Central de Venezuela, el Movimiento de Mujeres de la UCV, los
Colectivos de Mujeres Manuelita Sáenz y el Servicio de Planificación
Familiar de la Maternidad Concepción Palacios son algunas de las
organizaciones que apoyan la propuesta.

Las organizaciones de mujeres presentaron la propuesta de reforma en
diciembre de 2004. En junio de 2005, se entrevistaron con la diputada
Iris Varela, del Movimiento Quinta República (MVR) por el estado
Táchira, para solicitarle que la despenalización del aborto se incluya
en la nueva reforma parcial al Código Penal que discutirá la Asamblea
Nacional.

El fundamento para apoyar la despenalización es la de resolver los
problemas generados por el incesto o el embarazo producto de una
violación sexual. "La despenalización va a invertir medidas en
prevenir las complicaciones de las interrupciones ilegales. El Estado
va a invertir más en prevención que en complicaciones", indicaron las
representantes de las organizaciones.

Por su parte, la diputada Varela indicó que defiende la propuesta para
despenalizar la interrupción del embarazo previa valoración médica y
policial, cuando se compruebe que el embarazo es producto de una
relación incestuosa o de una violación. Y debe ser la mujer la que
tome la decisión.

En Venezuela, el aborto sólo es permitido cuando esté en peligro la
vida de la mujer, según indica el Código Penal vigente.

Por otro lado, la Conferencia Episcopal Venezolana (CEV) se manifestó
en contra de la legalización del aborto en Venezuela por razones
religiosas, éticas y jurídicas. "La despenalización del aborto
provocado significaría el abandono de un valor ético fundamental en
todo ordenamiento jurídico y en toda convivencia social", indicó la
CEV en un comunicado.

Respecto a esa opinión, Iris Varela destacó que el presidente de la
CEV, monseñor Baltasar Porras, carece de fundamentos morales para
intervenir en el tema. "Quisiera escuchar su opinión respecto a los
curas que violan niños, sobre los curas que cometen actos de
pederastia, que hay por montones, por centenares, no sólo en el mundo
sino aquí en Venezuela."

Algunas acciones de las mujeres

El martes 28 de junio, más de 26 organizaciones de mujeres de
Venezuela acudieron a la Asamblea Nacional para apoyar la propuesta de
despenalizar parcialmente el aborto.

Las mujeres participaron en la comisión de Política Interior de la
Asamblea Nacional que analiza la propuesta de las diputadas Flor Ríos
e Iris Varela como parte del debate sobre la reforma del Código Penal.

Las organizaciones de mujeres afirmaron que con estas medidas, se
busca disminuir los altos índices de mortalidad en mujeres pobres que
se practican abortos clandestinos.

En el año 2002, una mujer murió cada semana como consecuencia de un
aborto inseguro. En Venezuela, esta práctica representa el 31 por
ciento de las muertes entre adolescentes de 15 a 19 años en el país,
según cifras divulgadas.

Las organizaciones de mujeres destacan que son las mujeres pobres las
que mueren por esta práctica porque las que tienen recursos lo hacen
en clínicas privadas que lo practican clandestinamente, pero en
condiciones seguras.

Rechazo a politización del tema

Por otra parte, Magdalena Valdivieso, directora del Centro de Estudios
para la Mujer de la Universidad Central de Venezuela (CEM-UCV) rechazó
la politización que se quiere crear alrededor del tema del aborto.

Precisó que se trata de dividir a las personas en quienes están en
contra o a favor del aborto. No cree en la existencia de sectores que
apoyen esta última posición, sino personas a favor que deje de ser
clandestino, ilegal, y un negocio que provoca la muerte de muchas
mujeres.

Valdivieso indicó que se maneja, a nivel mediático, estrategias que
descalifican las posturas de la modificación del Código Penal en este
sentido, pero aseguró: "no caeremos en el juego político de estos
sectores".

También destacó que la lucha llevada a cabo para despenalizar el
aborto es en pro de la libertad de las mujeres para decidir por sí
mismas, sobre su cuerpo, su vida y sobre todo en qué momento ser
madre.

Lo que busca la reforma

Para la diputada Flor María Ríos, presidenta de la Comisión Permanente
de Familia, Mujer y Juventud de la Asamblea Nacional, el estudio de la
reforma parcial del Código Penal, en lo referido a la legalización de
la interrupción del embarazo, busca regularizar una práctica que se
practica de manera clandestina y que le ha costado la vida de miles de
mujeres en el país.

Ríos sostuvo que la propuesta de legalizar esta práctica en las leyes
venezolanas no es improvisada, sino fruto de amplias investigaciones y
análisis que, durante treinta años, han realizado organizaciones tales
como el Movimiento Amplio de Mujeres y el Instituto Nacional de la
Mujer, entre otras.

Aseguró que esta es una vieja aspiración de todas las mujeres "que han
pasado por un trauma de esta naturaleza" y anunció que la propuesta
cuenta con el apoyo de varias organizaciones relacionadas con los
derechos de la mujer y por la Comisión de Derechos Sexuales y
Reproductivos de la Sociedad de Ginecología y Obstetricia de
Venezuela.

La diputada expresó que "esto es un problema de tipo social y lo
sufren fundamentalmente las mujeres que no tienen los recursos
económicos para ingresar a los centros médicos o clínicas privadas".

De acuerdo a estimaciones de la policía judicial, en Venezuela se
registran entre 200 y 300 muertes al año por abortos mal practicados.

Aseguró que con la idea de reforma parcial del Código Penal se busca,
además, garantizar los derechos sexuales y reproductivos de la mujer
que, en casos de extrema necesidad, se vea obligada a interrumpir
voluntariamente su embarazo.

A su juicio, el actual código no defiende los derechos de la mujer y
no ha impedido que miles de ellas se practiquen abortos en condiciones
de riesgo para su vida, en sitios clandestinos donde no se garantiza
la asepsia y son realizados por personas que no poseen los
conocimientos médicos necesarios.

Ríos aboga por no criminalizar a la mujer en lo relativo al tema del
aborto y aseveró que los parlamentarios están en la obligación de ser
un canal de comunicación que apoye a los distintos organismos del
Poder Ejecutivo en el diseño de políticas públicas integrales de
educación sexual y reproductiva.

"En esta propuesta estamos planteando que sea una política integral en
materia de formación, educación y acompañamiento, y en ese sentido
estamos trabajando con el Instituto Nacional de la Mujer, además de
que existe una norma aprobada por el Ministerio de Salud y Desarrollo
Social para dar a conocer al colectivo todo lo relacionado al tema",
aseguró.

Según su criterio, se hace necesario masificar toda la información al
respecto y afirmó que en la medida que la misma esté al alcance de
toda la población y que todos los actores de la sociedad se
involucren, se podrá avanzar.

Agregó el tema del aborto ha sido banalizado y satanizado por sectores
que se oponen a esta medida, principalmente la Iglesia, por lo cual
exhortó a las organizaciones religiosas a que se sumen a la discusión,
sin entorpecer las acciones del Ejecutivo.

"Esos son riesgos que hay que correr y lo importante es que se trata
de un derecho humano que está establecido en la Constitución y que
estamos en un gobierno humanista que busca el beneficio de las clases
más necesitadas" indicó.

"Debemos escuchar a todos los sectores, sin embargo, debemos ubicar
las obligaciones que le corresponden al Estado, a los sectores
religiosos y la decisión que establece la Constitución de la República
Bolivariana de Venezuela", agregó la diputada Ríos.

Indicó que deben ser penalizados quienes obliguen o coaccionen física
o psicológicamente a la mujer a interrumpir su embarazo.

"Esa es la propuesta en el fondo, y si la leemos a la luz de la
necesidad de resolver el problema social que está planteado, cambia
diametralmente el tratamiento comunicacional que le damos y establece
que sólo se permitirá la suspensión del embarazo bajo el
consentimiento informado de la mujer. Esto quiere decir que si la
mujer no lo consiente, es obligada o presionada, como ocurre en el
ámbito laboral, está penalizado", expuso.

Del mismo modo, acotó que la medida no es una decisión colectiva y la
mujer será quien decida sobre su cuerpo, su salud y sobre el número de
hijos que puede tener para educar y formar.

La opinión médica

Por su parte, el miembro de la Comisión de Derechos Sexuales y
Reproductivos de la Sociedad de Servicios de Ginecología, Manuel
Arias, señaló que la idea fundamental es la prevención del aborto.

Ello debe ir acompañado con un la educación sexual, la garantía a
métodos anticonceptivos y la despenalización para evitar las
consecuencias del alto costo de las complicaciones del aborto
inadecuado.

Es un mito que aumentará el número de abortos si se despenalizan. Se
trata de controlar la situación y manejar, desde lo legal, normas y
protocolos a objeto de evitar consecuencias perjudiciales para la
mujer, explicó Valdivieso.

Finalmente hizo un llamado a los ministerios de Salud y Desarrollo
Social y al de Educación y Deportes para que asuman el rol que tienen
en todo esto, a los legisladores, para discutir y debatir el tema; y
al Presidente de la República, Hugo Chávez Frías.

El adulterio

Otras de las reformas propuestas por el Movimiento Amplio de Mujeres
es la eliminación total del capítulo V del Código Penal, en lo
referido a la penalización del adulterio, en el cual la mayor sanción
recae sobre la mujer.

Eliminar este capítulo se hace pertinente, indicó Magdalena
Valdivieso, directora del CEM-UCV. Explicó que en Venezuela el
adulterio es penado cuando es cometido por la mujer, mientras que el
del hombre es castigado sólo cuando es "público y notorio". "Pedimos
que se elimine, porque el adulterio no es un tema penalizable en la
sociedad, es un asunto de la vida social de la pareja y de cómo
acuerdan sus relaciones", aseguró Valdivieso.

Las organizaciones de mujeres también pidieron a la Asamblea Nacional
(legislativo) eliminar el artículo que exime sanciones a un violador,
corruptor o proxeneta que contrae matrimonio con su víctima. "En este
caso se ve al matrimonio como una forma de resarcir lo que es un
delito y una violación de los derechos humanos", explicó Valdivieso.

Fuentes: Agencias, Gioconda Espina.

<http://www.mujereshoy.com/secciones/3238.shtml></blockquote>

-- 
Yoshie
<http://montages.blogspot.com/>
<http://mrzine.org>
<http://monthlyreview.org/>




More information about the Marxism mailing list